Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
Mundo Simi

La chica de la capa roja

¿Quién no conoce la historia de Caperucita Roja?

Pues si alguien no se la sabe, vaya en este momento a ver quién se la cuenta, porque es muy, pero muuuy conocida.
De hecho, se contaba desde la Edad Media, de abuelos a padres, de padres a hijos, de hijos a otros hijos, o a vecinos, o a amigos, en fin, como narración oral. Los campesinos franceses fueron los primeros en difundirlo, pero como el cuento es de quien lo cuenta, cada uno hizo su propia versión.

Resultó, entonces, que hace 300 años, Charles Perrault, un escritor francés, también hizo su adaptación, pero se decidió a escribirla y publicarla en un libro titulado Cuentos de antaño.

Las versiones anteriores de Caperucita, eran de todo tipo: muy inocentes, de suspenso, de terror e, incluso, sangrientas, groseras o hasta morbosas. Pero Perrault quiso darles una lección a los adolescentes para advertirles del peligro de tener malas compañías.

El auténtico final de este cuento es trágico, pues el lobo se come a la abuela y a Caperucita Roja, sin que nadie las rescate. El último párrafo dice:

“-¡Abuelita, qué dientes más grandes tienes! -Son para comerte. Y diciendo estas palabras, el malvado del lobo se arrojó sobre Caperucita y se la comió”. Fin”.

Pero a los hermanos Jacobo y Wilhem Grimm, quienes se dedicaron a viajar en busca de cuentos y leyendas, para luego escribirlas, les pareció que ese final era muy trágico y lo cambiaron por el que conocemos ahora. Ese que dice que llegó un cazador y sacó a Caperucita y a su abuela, de la panza del lobo.

Y como él quería que su advertencia fuera muy clara, le puso una moraleja al cuento. Al final de este cuento, hay dos. Una de ellas, dice:

“Vemos aquí que los adolescentes, y más las jovencitas elegantes, bien hechas y bonitas, hacen mal en oír a ciertas gentes, y que no hay que extrañarse de la broma de que a tantas el lobo se las coma. Digo el lobo porque estos animales no todos son iguales: los hay con un carácter excelente y humor afable, dulce y complaciente que, sin ruido, sin hiel ni irritación, persiguen a las jóvenes doncellas, llegando detrás de ellas a la casa y hasta la habitación. ¿Quién ignora que lobos tan melosos son los más peligrosos?”.

Aquí tienes a tu Caperucita. Ármala, ilumínala, pero sobre todo… protégela de los lobos.

 
  • Saca copias para tu amigos.
  • Pega los planos en una hoja de papel bond.
  • Coloréalo como quieras.
  • Recorta las piezas según el orden de los dibujos.
  • Arma las piezas doblando y pegando las pestañas.
  • Pega las piezas como se indica en los dibujos.
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx