img México
Protestan con nacimiento diabético
El consumo de una lata de refresco de 355 mililitros aumenta el riesgo de que un niño desarrolle obesidad en un 60 por ciento, mientras que en un adulto es de hasta 26 por ciento o más. Por ello, la organización civil El Poder del Consumidor pidió que se retire el árbol de Navidad de Coca Cola que fue instalado en el Zócalo de la Ciudad de México.

Con este motivo y por tercer año consecutivo, la organización denunció la irresponsabilidad del Gobierno de la Ciudad de México al permitir que la publicidad de Coca-Cola invada uno de los lugares más emblemáticos de la Ciudad, montando en dicho árbol navideño el nacimiento de la diabetes.

En éste se aparecen María amputada y a José ciego como consecuencia de la diabetes, mientras que los tres Reyes Magos están representados por Ronald McDonald, el Tigre Toño y el Oso de Coca-Cola.

Pese a la emergencia epidemiológica por obesidad y diabetes que se vive en el País, la publicidad de bebidas azucaradas invade todos los rincones de México contando con la permisividad de las autoridades, denunció la organización a través de un comunicado.

Señaló que las corporaciones insisten en declarar que no se publicitan a menores de 12 años cuando es evidente el uso de herramientas mercadológicas que atraen directamente a los niños como la Navidad y sus diferentes elementos -el árbol o Santa Claus-, apoderándose de estos símbolos.

El alto consumo de bebidas azucaradas en México ronda alrededor de medio litro por persona al día. De acuerdo a la Encuesta de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, 39.1 por ciento de los adultos las consume diariamente y 33 por ciento lo hace varias veces a la semana.

Este fenómeno no es casualidad, sino resultado de la falta de regulación del Estado, que ha permitido una gran penetración de estas marcas y de su publicidad en la población mexicana gracias a inversiones millonarias, afirmó la organización.

Destacó la importancia de recalcar que en la Ciudad de México el 41.5 por ciento de los adolescentes -grandes consumidores de bebidas azucaradas- viven con sobrepeso u obesidad, esto es 5 por ciento más que el promedio nacional.

El 13.9 por ciento de los adultos en la Capital tiene diabetes, de los cuales cerca de una tercera parte lo desconoce, aumentando el riesgo de complicaciones y hospitalizaciones prevenibles.

"Las políticas gubernamentales deben tomar en cuenta la realidad del País y aún más importante, garantizar la protección de los derechos de la infancia por el potencial daño a la salud que implica la publicidad y promoción de estas bebidas", indicó el boletín.

El pasado fin de semana, junto con la inauguración de la pista de hielo en el Zócalo capitalino, se prendieron las luces del árbol de Navidad, cuyas esferas llevan los logos de diversas bebidas de la empresa Coca-Cola, altas en azúcar: Fuze Tea, con 15 cucharadas; Coca-Cola, con 12.6 cucharadas; Mundet, con 13 cucharadas; Del Valle, con 9 cucharadas; Power Ade, con 7 cucharadas, y Ades, con 7 cucharadas.

Tal cantidad de azúcar rebasa el límite recomendado diario para mantener la salud.

Reforma 13/12/17

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime