img Ayudar es vivir
Fundación del Dr. Simi contra la pobreza extrema

 Llegamos a medio año y Fundación del Dr. Simi no cesa de trabajar. Junio no fue la excepción: entregó despensas a madres solteras, adultos mayores, personas con discapacidad y con enfermedades crónicas, también vulnerables a la covid-19. 

Ayuda con calidad y calidez 

La llegada de la pandemia a nuestro país no fue impedimento para la labor altruista de la fundación; al contrario, reforzó el plan de Lucha Contra la Pobreza Extrema, acción realizada desde 2007.

Ante esta crisis y para combatir el hambre en México, voluntarios y personal de esta institución recorrieron 210 localidades en 27 estados del país, para entregar paquetes con arroz, frijol, azúcar y aceite, entre otros productos de la canasta básica.

Uno de esos poblados fue San Lucas Amalinalco, en Chalco de Díaz Covarrubias, Estado de México, donde la ayuda se repartió casa por casa y con las medidas necesarias de protección para evitar contagios. 

Ruth Martínez, delegada de la Ciudad de México Zona 1, explicó que en esta comunidad los hombres se dedican a la fabricación de ladrillos, y las mujeres al trabajo doméstico. Sin embargo, durante la época de lluvias, disminuye la producción y los habitantes carecen de los recursos necesarios para alimentar a sus familias.

Claudia y Leonardo forman la familia Rivas. Aseguran que la pandemia los afectó porque perdieron sus empleos. 

“Vivimos al día y si no salimos a trabajar, no tenemos lo básico. Yo hago limpieza en casas y él recoge cartón, fierro, y botellas de PET para venderlos. Aquí ya es lo último del pueblo y agradecemos por acordarse de nosotros”, señaló Claudia. 

Otra beneficiaria fue Josefina Zavala, una mujer de complexión delgada y cabellos canos, quien cuida a su mamá durante sus tiempos libres. 

“Ella ya no sale y le vengo a ayudar; no puede caminar. Yo antes trabajaba en una casa, pero por esta enfermedad (la covid-19), la señora ya no tuvo para pagarme y dejé de ir. Mi esposo está enfermo y en esta época no puede laborar porque tiene gota y padece de ácido úrico”. 

Esta situación es similar a la vivida por los habitantes de Tenextepango, municipio de Ayala, Morelos. 

En este poblado los habitantes se dedican al cultivo de frijol, arroz y cebolla; sin embargo, sus recursos son limitados y deben buscar maneras de generar ingresos.

Para aportar su granito de arena, la fundación visitó esta comunidad y entregó despensas, sobre todo a los adultos mayores. 

“Muchas gracias, a mi doctor. Estoy agradecida por su bondad”, dijo Nicolasa Torres. 

Asimismo, doña Mary, como es conocida por sus vecinos, indicó que muchos necesitan esta ayuda, y don Víctor González Torres la da sin pedir nada a cambio, solo por el afán de socorrer al pueblo mexicano.

Estos apoyos se unen a las 35 mil 500 despensas entregadas por Fundación del Dr. Simi a las familias más necesitadas. 

La labor de la fundación continúa para beneficiar a más personas de escasos recursos, siempre con calidad y calidez en sus acciones

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime