img Mundo
Pega violencia a Centroamérica

En su nivel de paz Centroamérica retrocedió como ninguna otra región del mundo.

Pese a que Medio Oriente y el Norte de África siguen siendo la zona menos pacífica, América Central (en donde se considera a México) y El Caribe tuvieron el año pasado el mayor deterioro, arrojó el Índice de Paz Global (GPI, por sus siglas en inglés) que cada año presenta el Instituto para la Economía y la Paz.

"Disturbios civiles, crimen violento y disputas fronterizas caracterizan el 2018 en la región", señaló el informe.

Nicaragua fue el país que más empeoró su nivel de paz el año pasado y bajó 54 puestos respecto al año anterior, situándose en el lugar 120.

Este desplome se debe a la grave crisis sociopolítica que atraviesa el país centroamericano desde abril de 2018 por las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha causado al menos 325 muertes -aunque el Ejecutivo sólo reconoce 199- así como cientos de heridos y encarcelados.

La situación también afectó a otros Gobiernos locales como Guatemala, cuyo Presidente, Jimmy Morales, fue investigado por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y finalmente consiguió expulsar al organismo del país.

Este domingo, este país centroamericano votará en unas presidenciales marcadas por los casos de corrupción que afectan a candidatos como Sandra Torres, quien encabeza las encuestas de intención de voto.

Por otro lado, Honduras también retrocedió en su nivel de paz por la violencia de las pandillas y en medio de una crisis en el Gobierno de Juan Orlando Hernández, quien fue acusado de fraude tras las elecciones en 2017 y cientos de personas pidieron su renuncia.

Los dos países centroamericanos registraron también, según el informe, violencias contra periodistas y activistas de los derechos humanos.

Más allá de las crisis políticas, el informe explicó también el índice de seguridad por los grupos de migrantes que se congregan en la frontera de México y Guatemala para llegar a Estados Unidos y huir de la violencia que azota a la región.

Sobre el País, el índice de GPI alertó sobre el récord de homicidios en 2018, que superó las cifras de los últimos 21 años.

Por el contrario, Costa Rica se registró como el país más seguro de la región.

Mientras, en Latinoamérica, Venezuela se consideró el país menos seguro de la zona, en el lugar 144 del mundo, en medio de la rampante hiperinflación y del duelo político del líder opositor Juan Guaidó.

A nivel general, el GPI reveló que la media del nivel de paz mundial mejoró por primera vez en cinco años, aunque el mundo continúa siendo un lugar considerablemente menos pacífico que hace una década.

"Mientras que los conflictos que han dominado en los últimos diez años, como los de Irak y Siria, han comenzado a disminuir, otros se han recrudecido en el Yemen, Turquía y Nicaragua", apuntó presidente del Instituto, Steve Killelea.

Confían menos en autoridades

Centroamérica también es uno de los países que confía menos en las fuerzas de seguridad.

El informe publicado ayer por el Instituto para la Economía y la Paz arrojó que en la región, sólo el 50 por ciento de los ciudadanos confían en las autoridades militares y en la Policía local.

Sin embargo, en Sudamérica, el índice de confianza de las autoridades locales no llega a la mitad de la población.

Por el contrario, una mayoría de los norteamericanos son los que más confían en las fuerzas, tanto militares como policiales, con cerca de un 80 y 90 por ciento de sensación de seguridad, respectivamente.

Los índices de confianza en el Ejército superan el 70 por ciento en Surasia, Medio Oriente y Norte de África, así como Asia y Rusia.

Reforma 13/06/19                  

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime