img Mundo
Olvidan a niños migrantes en EU

Byron Xol festejó sus nueve años con nueva familia en el centro de Texas 15 meses después de que traficantes de personas lo metieran en una caja de madera para llevarlo de Guatemala a Estados Unidos, donde las autoridades lo separaron de su padre.

Su padre fue deportado. Byron permaneció en EU, encerrado con miles de menores separados de sus padres en la frontera con México por el Gobierno de Donald Trump.

David, de 27 años, es un obrero. Junto con su esposa Florinda, de 23 años, criaron a Byron y a sus hermanos en una casita en San Miguel el Limón. Los padres dormían en una cama, los hermanos en otra.

Los pandilleros de la localidad trataron de reclutar a David que al negarse, fue amenazado junto a su hijo mayor.

El 4 de mayo del 2018, David y Byron partieron de San Miguel decididos a pedir asilo en EU. Igual que miles de guatemaltecos migrantes, David contrató un coyote, al que le pagó unos 6 mil dólares con dinero prestado.

David fue acusado de ingresar ilegalmente a EU el 19 de mayo. Un agente lo escoltó a una sala y le mostró un documento que no podía leer. Si lo firmaba, le dijo el agente, podía ser deportado junto con Byron, si no, darían en adopción a su hijo y lo detendrían por dos años.

Apenas firmó, dice David, Byron fue llevado a otro sitio. Siete días después, el padre fue deportado. David regresó a San Miguel el Limón y su esposa, Florinda, pegó un grito cuando lo vio llegar solo.

El 26 de junio del 2018, un juez ordenó al Gobierno que suspendiese la práctica de separar familias y que reuniese a padres e hijos que habían sido separados. Pero entonces, más de 400 padres habían sido deportados sin sus hijos, incluido David.

Un abogado de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU), les propuso a los Xol, que David pidiera ser admitido en EU mientras Byron permanecía allí. David estuvo de acuerdo.

De Anda puso a la familia Sewell en contacto con los Xol que acordaron que Byron podía vivir con ellos mientras progresaba el caso.

Cuando sus hijos le preguntan a David cuándo regresará su hermano, la respuesta es siempre la misma. "Pronto". Todo depende de lo que decida el juez.

David podría ir EU en cuestión de semanas y pedir la admisión de su esposa Florinda y de sus otros dos hijos. De lo contrario, Byron deberá regresar a Guatemala, con todos los peligros que implica.

Reforma 12/07/19

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime