img Mundo
Acaba sarampión con vida de 70 filipinos

Al menos 70 muertes y 4 mil 300 casos se han registrado en Filipinas, luego de que el brote de sarampión afectara a la mayoría menores de cuatro años, según los últimos datos del Departamento de Sanidad.

Cinco regiones del país están en alerta, aunque el mayor número de casos se concentra en Manila y provincias colindantes, donde las autoridades han emprendido un intenso programa de inmunización entre la población infantil para evitar que se propague la enfermedad.

El Hospital San Lázaro de Manila, donde se han atendido más de 2 mil casos, está colapsado por la afluencia de pacientes, por lo que la Cruz Roja filipina ha desplegado una unidad móvil con cien camas adicionales para poder atender todos los casos.

De todas las muertes que se han producido en el país por sarampión, enfermedad infecciosa muy contagiosa, ya que se transmite por el aire, 55 se han registrado en dicho hospital.

El brote de la enfermedad es una consecuencia de la falta de inmunización infantil en los últimos años, ya que alrededor de 2.5 millones de niños filipinos menores de 5 años no han recibido las vacunas correspondientes.

Muchos padres filipinos han rechazado vacunar a sus hijos debido al escándalo de Dengvaxia, una vacuna contra el dengue que se utilizó en el país entre 2014 y 2017, hasta que su fabricante, la farmacéutica francesa Sanofi Pasteur, admitió que acarreaba efectos adversos y las personas vacunadas que contrajeran dengue por primera vez sufrirían efectos mucho más graves.

Las autoridades investigan las causas de las muertes de 14 menores que habían recibido aquella vacuna, lo que suscitó desconfianza hacia todo tipo de vacunas en el país e hizo que muchas familias optaran por no inmunizar a sus hijos.

Los niños no vacunados tienen mayor riesgo de sarampión, enfermedad que infecta el aparato respiratorio y provoca diarrea severa, neumonía, ceguera e incluso la muerte.

Reforma 12/02/19

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime