img México
Aprueba juez convenio para Oceanografía

Un juez federal aprobó, por tercera vez, un convenio para reestructurar la deuda de la empresa Oceanografía, actualmente en quiebra, lo que le permitiría retomar actividades si se cumplen las condiciones previstas.

 Felipe Consuelo Soto, juez Tercero de Distrito en Materia Civil, aprobó un convenio que, a diferencia de los anteriores, fue propuesto por el dueño de la empresa naviera, Amado Yáñez, y contempla una quita del 96 por ciento de deudas que suman casi 12 mil millones de pesos.

 Según los cálculos del juez, el nuevo convenio fue aprobado por los dueños de 50.9 por ciento de la deuda de 2 mil 365 millones de UDIS que podían participar, es decir, se habría rebasado el mínimo legal requerido para la aprobación por apenas el 0.9 por ciento.

 La clave fue la aprobación de fondos de inversión tenedores de deuda por 335 millones de dólares emitida por Oceanografía en 2008, que tienen como garantía nueve buques de servicios petroleros.

 El convenio crea un fideicomiso al que serán entregados alrededor de 30 barcos con los que aún cuenta Oceanografía, para que reciba todos los ingresos por nuevos contratos de servicios petroleros que la empresa logre conseguir, y así ir pagando a los acreedores con el grado de preferencia que les corresponde.

 Es previsible que el nuevo convenio será apelado por acreedores inconformes, y su operación en la práctica dependerá de que Yáñez consiga capital de trabajo para echar a andar una flota que lleva años casi parada, además de obtener nuevos contratos con empresas petroleras.

 De acuerdo con la sentencia, los acreedores que vetaron el convenio, como Citibanamex y Pemex Exploración y Producción, representan menos de 2 por ciento de la deuda, por lo que sus objeciones no proceden y se tienen que plegar a lo aprobado.

 Citibanamex reclama un adeudo de 6 mil 745 millones de pesos, que no ha sido reconocido judicialmente y Consuelo no tomó en cuenta. Desde octubre de 2015, el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil no ha sido capaz de resolver en definitiva si el banco debe o no ser reconocido.

 Consuelo determinó que, al estar pendiente este reclamo, no puede dar por terminado el concurso de Oceanografía, por lo que la empresa seguirá bajo control del síndico de la quiebra, Sergio Hermida.

 Otras deudas relevantes, con el SAT por 162 millones de UDIS, y con el IMSS por 224 millones de UDIs, en conjunto, unos 2 mil millones de pesos, serían negociadas para lograr una condonación en el caso del SAT, y un pago diferido en seis meses en el caso del IMSS.

 Los dos convenios previos, propuestos por el conciliador del concurso de Oceanografía, requerían una inyección de capital de más de 70 millones de dólares que nadie aportó, y su aprobación fue revocada en 2016 por un magistrado de circuito, precisamente porque Yáñez no había participado.

 En ese momento, Yáñez estaba preso por el presunto fraude de más de 5 mil millones 312 millones pesos contra Citibanamex, proceso que sigue en curso, pero en el cual obtuvo libertad provisional bajo fianza en abril de 2017.

 En septiembre de 2017, Oceanografía logró una sentencia favorable inédita en la historia de los concursos mercantiles, por la cual el Noveno Tribunal Colegiado ordenó al síndico de la quiebra suspender el remate de activos de la empresa.

 El mismo tribunal resolvió, en mayo de 2017, que Oceanografía es dueña de 21 barcos que le rentaba la naviera estadounidense Otto Candies.

Reforma 15/01/18

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime