img Cultura
Alista Camarena retorno escénico

El tenor Javier Camarena prepara su retorno a los escenarios operísticos desde que en marzo pasado la pandemia de Covid-19 lo obligara a interrumpir sus funciones de La Cenicienta en la Metropolitan Opera House de Nueva York.

Poco a poco, los teatros europeos han reanudado sus actividades, en un regreso que provoca optimismo en el mexicano.

"El hecho de que los teatros vayan reactivando nos invita a pensar a ver los próximos meses con un poco más de optimismo", responde en entrevista Camarena desde su hogar en Suiza, donde ha pasado la cuarentena.

Una prioridad, opina, es garantizar un ambiente de trabajo seguro para los artistas como para el público, que sepa que disfrutará de una función en un ambiente lo más controlado posible.

La primera presentación de Camarena desde el brote del coronavirus será este 10 de julio en su ciudad de residencia, con la Ópera de Zúrich, y con un aforo reducido a 500 personas para un teatro con una capacidad de mil 800.

Estará acompañado al piano por Enrico Maria Cacciari, con obras de Vincenzo Bellini, Giuseppe Verdi y Édouard Lalo y Gaetano Donizetti, que lo acompañará en las próximas citas.

Vendrá después, de la mano del mismo compositor, su regreso a la Ópera de Viena con su emblemático rol de Tonio de La hija del regimiento, en septiembre. Camarena está al tanto de que el teatro dispone de una sede alterna para ensayos y así evitar aglomeraciones.

Posteriormente, en noviembre, tendrá su debut operístico en Italia dentro del Festival Donizetti de Bérgamo, el epicentro de la pandemia en ese país.

"El reto también depende mucho de uno, de seguir los protocolos de seguridad, de distanciamiento, de usar cubrebocas y lavarse las manos. Veremos de aquí a noviembre; es un tiempo considerable para ver el desarrollo de esta pandemia", dice.

Donizetti es su compositor favorito, y estar en el festival dedicado al músico italiano es un "agasajo", asegura, a pesar de presentarse en él con una ópera complicada como lo es Marino Faliero, una tragedia lírica en tres actos inspirada en el drama de Lord Byron, donde debutará el rol de Fernando.

"Sólo a mí se me ocurre meterme en camisa de once varas", confiesa. "Un rol difícil, escrito para Giovanni Battista Rubini (tenor italiano). Ya con esa referencia estamos conscientes de la dificultad que puede tener el rol".

Su próxima cita pactada será en el Teatro Real de Madrid, hasta el 15 de enero, con una gala donde otro connacional, Iván López Reynoso, dirigirá a la orquesta titular, y será el primer mexicano en hacerlo.

El público del Palau de la Música Catalana podrá escucharlo en Barcelona después.

Posteriormente presentarse la Semana Mozart de Salzburgo, dirigido por el también mexicano Rolando Villazón, con la Gran Misa en Do Menor del compositor austriaco, en una jornada que significa su regreso a esa ciudad, tras la cancelación este año de una nueva producción de Don Pasquale con Cecilia Bartoli.

"Es una invitación que veníamos buscando desde hacía como dos años, pero, por cuestión de agenda, por fin se da".

Otro papel que Camarena debutará es Gerald, de Lakmé, de Léo Delibes, acorde a su deseo de encaminar su repertorio hacia la ópera francesa.

Su reencuentro con el público neoyorquino ocurrirá hasta mayo de 2021 con Il Pirata, toda vez que la Metropolitan Opera House decidió cancelar todas sus funciones hasta el 31 de diciembre de 2020.

Se avecina una temporada con nuevos retos, sentencia el tenor veracruzano.

Reforma 29/06/2020

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime