img Fanático
Más allá de Tom Brady

El lunes por la mañana, Alex Sarkis entró a la tienda de ropa atlética que está enseguida de Gillette Stadium, hogar de los Patriotas de Nueva Inglaterra, e ignoró dos percheros con jerseys de Tom Brady.

Sarkis, de 21 años, fan de los Patriotas de toda la vida, había manejado 90 minutos desde su hogar en el oeste de Massachusetts hasta Foxborough para comprar el artículo deportivo más popular en Nueva Inglaterra: el distintivo jersey con el número 1 de Cam Newton, el nuevo mariscal de campo de los Patriotas.

"No es un ajuste sencillo para los aficionados por estos rumbos", dijo Sarkis acerca de que Newton reemplace a Brady, cuyo estatus en la región tras seis títulos del Súper Tazón tal vez sólo sea superado por el héroe de la independencia estadounidense Paul Revere.

"Para muchos de nosotros, Brady es todo lo que conocíamos. Pero obviamente eso ha cambiado".

De forma más inevitable, Newton se convirtió en el primer quarterback de raza negra que inicia una temporada como titular regular de Nueva Inglaterra.

QUERIDO... POR AHORA

Debido a su juego dinámico en los primeros tres partidos de los Patriotas esta temporada -dos de ellos triunfos- Newton ha sido recibido con entusiasmo por los fans de Nueva Inglaterra.

Aun así, su presencia en una posición tan prominente en Boston y sus alrededores, una ciudad con un pasado racial complicado y lleno de altibajos, hace que otros en la comunidad observen con recelo y se pregunten si Newton recibirá un trato diferente al de un quarterback de raza blanca. ¿Qué sucedería si el primer mariscal de campo negro de los Patriotas que es titular regular pierde partidos consecutivos?

Hasta el momento, la aceptación de Newton por parte de la comunidad de los Patriotas ha sido instigada por varios acontecimientos graduales, incluso simbólicos. Uno de los primeros fue el ávido respaldo inicial que recibió de Bill Belichick, el entrenador de Nueva Inglaterra, quien rara vez elogia a nuevos miembros de los Patriotas antes de que hayan demostrado su valía para el equipo.

Otro punto de inflexión inicial para Newton podría haber llegado tras la única derrota de Nueva Inglaterra hasta la fecha, un partido en Seattle que terminó cuando Newton se quedó a una yarda de hacer una anotación decisiva en la última jugada. Aunque dos bloqueos fallidos de jugadores de los Patriotas en la línea de golpeo fueron la causa prominente del fracaso de la jugada, Newton asumió luego la culpa.

"¿Ansío que llegue el día en que niños negros de todo Boston tengan puestos jerseys de Newton? Absolutamente", dijo Saida Grundy, profesora asistente de sociología y estudios afroamericanos en la Universidad de Boston.

"¿Pienso que hace eso algo para el Orgullo Negro? ¿O para Nueva Inglaterra? Sí, lo pienso".

Reforma a 15 de octubre

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime