img Pasarela
Festeja Patrick Stewart 80 años de triunfos

Dueño de uno de los rostros más famosos y una personalidad que impone incluso a los mutantes, en la carrera de Patrick Stewart queda claro que se le da el liderazgo.

Entre los fans de la ciencia ficción, el británico, nacido en 13 de julio de 1940, es un mito de la cultura pop gracias a dos franquicias: Star Trek, donde interpretó al capitán Jean-Luc Picard, y X- Men, donde fue el profesor Charles Xavier.

Fue en 1987 que el actor se volvió un hito al ponerse el traje espacial, que llevó en siete temporadas de Star Trek: The Next Generation y cuatro películas.

Arrancando el nuevo milenio, se embarcó como el líder de la adaptación fílmica de los cómics de X- Men. Sin embargo, ninguno de estos proyectos le dio todo lo que buscaba.

"Llegué al punto en que me di cuenta de que era poco probable que mi carrera cinematográfica fuera más allá de cierto nivel de rol. Estaba 'discapacitado' por el éxito de Star Trek.

"Un director decía: 'No quiero a Jean-Luc Picard en mi película', y esto fue agravado por X- Men", recordó el actor en 2009, en una entrevista con el medio británico Independent.

Y es que el verdadero amor del histrión siempre han sido los escenarios teatrales, pues desde los 12 años ya leía a Shakespeare, mucho antes de ganar una beca para la Escuela de Teatro Bristol Old Vic.

Stewart se forjó en la Royal Shakespeare Company, apareciendo en más de 60 producciones previo a que llegara a la televisión en programas como Yo, Claudio (1976).

Una vez que ya saboreó el estrellato, fue una invitación para participar en la obra The Master Builder, de Henrik Ibsen, lo que lo regresó a Londres y le mostró lo que le faltaba para ser feliz.

Entre sus mayores orgullos estuvo actuar en Macbeth, en 2008, lo que le valió una nominación al Tony.

Si bien reconoce que el teatro para él representa "un canto de sirena", no ha cortado con las franquicias millonarias que lo llevaron al éxito, ni con las cintas independientes que le significan un reto.

Tras la saga de X- Men, el mejor amigo de Ian McKellen sorprendió como un líder neonazi en Green Room (2015); un viejo Merlín en El Niño que Pudo ser Rey (2019), y hasta fue la voz de un pedazo de popó en The Emoji Movie (2017). Un gran rango histriónico, sin duda.

Ante la pandemia, y en espera de retornar a la TV con otra temporada de Star Trek: Picard, Stewart decidió entretener a su fans como mejor sabe: leyendo obras de Shakespeare en sus redes sociales.

Además enfoca su tiempo en escribir su autobiografía, para la cual deberá resumir 80 años de vida.

Reforma 13/07/2020

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime