img Cultura
Aprovecha Márquez alegrías y tristezas

Confinado en su casa, en Tepoztlán, el compositor Arturo Márquez se ocupa en terminar el concierto para violín que debería estrenar en julio la Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil), aunque la pandemia canceló la presentación.

Al teléfono, comenta que el encierro no es muy distinto a su rutina de antes.

"Estoy acostumbrado a estar encerrado", dice.

En estos meses, se ha tomado el trabajo de composición con más calma, y han sido días de reflexión.

"Este concierto (Fantasy Fandango) tiene que ver con el fandango, ahí están mis alegrías y mis pesares, al igual que siempre", responde el compositor.

El estreno mundial de la pieza, escrita para Anne Akiko Meyers, estaba programado para el 9 de julio como parte de la Iniciativa Panamericana de Música.

Márquez admite que con la música ha vivido los mejores años de su vida.

Nacido en Álamos, Sonora, cumplirá 70 años el 20 de diciembre, y quisiera celebrarlo con música, aunque no ha organizado nada especial.

Le gustaría, eso sí, que se tocara su cantata Sueños, un concierto con sus danzones y otro más de su música de cámara.

"Entre los altibajos, como todos tenemos, estoy feliz. Siento que he recibido más de lo que yo considero que merezco. La mayoría de los mexicanos nacemos con muchas carencias, pero todos los que tuvimos amor en nuestras familias, hemos logrado tener una vida con muchas satisfacciones", asegura.

Aunque se trasladó a Tepoztlán para su retiro, pronto levantó Sonemos, un proyecto de enseñanza musical de corte social, para niños y jóvenes, semejante al Sistema de Venezuela.

El artista afirmó que sabe que no todos los participantes del proyecto serán músicos, pero aseveró que vivirían ahí la mejor experiencia de su vida.

"Empecé a los 14 años (en la música), al igual que muchos de estos niños y jóvenes. Me veo reflejado en ellos, y es una maravilla que ellos se vean reflejados en mí".

Las clases de este Sistema de Agrupaciones Musicales Comunitarias del Estado de Morelos no han parado por la pandemia; continúan de manera virtual.

"Ojalá este proyecto se vuelva exponencial, que 'dé positivo' por todo el estado", dice.

El compositor promueve estos días el Concurso de Composición Arturo Márquez para Orquesta de Cámara 2020, cuya convocatoria finaliza el 18 de septiembre.

El concurso está abierto para músicos menores de 40 años que deberán escribir una obra inspirada en algunos de los ritmos de la música tradicional o popular arraigados en México.

Márquez está satisfecho con los resultados conseguidos hasta ahora: 300 obras desde el lanzamiento del concurso, que llega a su séptima edición.

Reforma 29/06/2020

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime