img Mundo
Autoriza Nicaragua retorno de connacionales

Un grupo de 89 nicaragüenses que permanecían varados en Panamá a causa de los cierres fronterizos por la pandemia de Covid-19, logró ingresar a su país tras 48 horas de viaje, informó este domingo la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Los desplazados -quienes se vieron en la necesidad de volver a su patria debido a que perdieron su sustento económico en Panamá- llevaban más de una semana a la espera de ser recibidos en su país ya que enfrentaron dificultades por las restricciones sanitarias migratorias en Costa Rica y Nicaragua.

Pablo Cuevas, abogado de la CPDH, criticó la posición del Gobierno de Nicaragua hacia sus connacionales, ya que la Constitución de la nación centroamericana estipuló el libre retorno de ciudadanos que hayan salido del territorio.

"Ya deberían haber 400 nicaragüenses en camino a sus casas, apenas han ingresado 89. La Cancillería debería garantizar que vengan con celeridad, no poner trabas. Ciertamente, si hay una pandemia, debería de haber trámites de cuidado, pero no cerrarles las fronteras, eso es un abuso, una violación a los derechos constitucionales y humanos", dijo Cuevas después de recibir al grupo.

Aunque el Gobierno del Presidente Daniel Ortega alegó motivos sanitarios para impedir el ingreso de los nicaragüenses, Cuevas afirmó que los 89 que llegaron de Panamá, por la frontera con Costa Rica, entraron sin más inspecciones que las migratorias.

"No les exigieron mascarillas, no les tomaron la temperatura, no hubo ningún tipo de cuidado, cuando lo mínimo que debieron haberles hecho fue la prueba de la Covid-19, si lo que le preocupa al Gobierno es la salud de los nicaragüenses", sostuvo el activista.

El de este fin de semana fue el segundo colectivo de desplazados que logró ingresar a su país tras permanecer varado en Panamá. Los primeros 50 llegaron el miércoles pasado.

Sin embargo, las autoridades panameñas han detallado que unos mil 180 nicaragüenses -que estarían resguardados en centros de albergue en Chiriquí, cerca de la zona limítrofe con Costa Rica- aún esperan viajar por tierra de regreso a su nación y no han recibido la autorización de Managua.

Antes del ingreso de los 89 nicaragüenses a su patria, la Coalición Nacional, que reúne a los principales grupos opositores del país, denunció que más de 800 personas permanecían varadas en Panamá a razón de que el Gobierno de Ortega les ha impedido regresar.

El caso de los varados en Panamá no ha sido el único. Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Ortega ha negado la entrada a más de 500 connacionales desde que la pandemia fue decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 11 de marzo.

Dichas personas han permanecido en países vecinos, así como en islas en el Caribe y barcos en altamar.

Reforma 06/07/2020

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime