img Mundo
Deja EU otro tratado de control de armas

La Casa Blanca notificó a sus socios internacionales este jueves que se retirará de un tratado que permite a unas 30 naciones realizar vuelos de observación sin armas sobre sus respectivos territorios.

La intención del tratado, firmado hace tres décadas, es promover la confianza y evitar los conflictos.

El Gobierno del Presidente Trump dijo que quiere retirarse del llamado Tratado de Cielos Abiertos porque Rusia lo está violando, y porque las imágenes tomadas por esos vuelos se pueden obtener más rápidamente y a costo menor de satélites del gobierno o comerciales.

La decisión de Trump se enmarca como una prueba más de que puede estar preparando su salida del único tratado de armas que le queda con Rusia: Nuevo COMIENZO, que limita a EU y Rusia a mil 550 misiles nucleares desplegados.

El tratado vence semanas después de la próxima toma de posesión presidencial.

Los funcionarios estadounidenses se han quejado durante mucho tiempo de que Moscú estaba violando el acuerdo de Cielos Abiertos al no permitir vuelos sobre una ciudad donde se creía que Rusia estaba desplegando armas nucleares que podrían llegar a Europa, así como prohibir vuelos sobre sus principales ejercicios militares.

Y, en informes clasificados, el Pentágono y las agencias de inteligencia de Washington han afirmado que los rusos también están utilizando vuelos sobre Estados Unidos para rastrear una infraestructura crítica que podría ser afectada por ataques cibernéticos.

Por otra parte, funcionarios estadounidenses han señalado que Trump se enojó por un vuelo ruso realizado directamente sobre su complejo de golf en Bedminster, Nueva Jersey, en 2017.

Pero la decisión de Trump, de la que se hablaba desde hace algún tiempo, agravaría aún más a los aliados europeos, incluidos los de la OTAN, que también son firmantes del tratado.

Los firmantes permanecerán en el acuerdo, pero han advertido que, con la salida de Washington, Rusia seguramente responderá suspendiendo también el permiso de vuelos, que los aliados usan para monitorear los movimientos de tropas en sus fronteras, especialmente importante para las naciones bálticas.

Esta sería la tercera vez que Trump sale de un gran acuerdo de control de armas.

Hace dos años, el Mandatario abandonó el acuerdo nuclear de Irán, negociado por el ex Presidente Barack Obama. El año pasado dejó el tratado de Fuerzas Nucleares Intermedias, nuevamente argumentando que no participaría en un tratado que, dijo, Rusia estaba violando.

El Tratado de Cielos Abiertos fue negociado por el ex Presidente George H.W. Bush y su Secretario de Estado, James Baker, en 1992, después del colapso de la Unión Soviética.

Pero la idea fue presentada por primera vez por el ex Presidente Dwight Eisenhower, en el verano de 1955, y fue rechazada por los soviéticos como un plan elaborado para espiar a un enemigo más débil.

Durante más de un año, Trump ha dicho que no lo renovará a menos que China también se una. Beijing, que tiene un arsenal nuclear de un quinto del tamaño de Washington y Moscú, ha rechazado la idea.

No está claro si Trump intentará una breve extensión del tratado de varios meses, pues la redacción actual sólo permite una extensión única de cinco años, o la abandonará por completo si China se niega a unirse.

Reforma 21/05/2020

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime