img Pasarela
Alista Mario Iván Martínez su regreso a los escenarios

Enemigo de la rutina y apasionado de la creación y de la propuesta imaginativa, Mario Iván Martínez duró meses sin actuar ante público en directo por la pandemia. Para su retorno no tiene uno o dos montajes, sino cinco títulos en total, dos de los cuales ya arrancaron.

Hijo de la fallecida actriz Margarita Isabel, el escritor, productor y cantante ya retornó a los entarimados con La Jaula de las Locas, en el Teatro Hidalgo; y ¿Qué Me Cuentas Don Quijote?, en el Teatro Julio Castillo. Además, el próximo lunes iniciará temporada de Van Gogh, Un Girasol Contra el Mundo en el Nuevo Teatro Libanés.

"Mi regreso se suscita como alud porque he apostado mucho al trabajo unipersonal, porque si bien ya estamos regresando, este proceso ha sido cauto. Lo que más me entusiasma es retomarlo de manera paulatina... esta abstinencia se acabó y nos enseñó muchísimo", expresó el también locutor de radio.

De las producciones mencionadas, una que ha alargado su temporada es La Jaula de las Locas, en la que encarna a Albin/Zazá. Durante estas funciones, el actor pone especial atención en los protocolos sanitarios, ya que es en la única obra en la que interactúa con otros actores. En las otras, va él solo.

"Ya van tantas veces que Juan Torres (el productor) nos dice que es la última temporada, que ya no sé qué decir. Lo que sí, es que es un gozo hacerlo. Si de pronto resurge la posibilidad de hacerlo, sería tonto no hacerlo. Pero sí es la última en el Teatro Hidalgo", platicó el actor de 59 años.

Acerca de ¿Qué Me Cuentas Don Quijote?, realización que corre a su cargo y que tiene una aproximación pensada en jóvenes e infantes, afirmó que ha sido un viaje aleccionador para él y su audiencia.

Esto, añadió, porque promueve la comunicación directa entre la audiencia, especialmente entre padres e hijos, y acentúa el vínculo personal que no da la tecnología.

"Por más delirio cibernético que exista, ¿qué puede sustituir esa acción que dice un padre que le compró un libro a su hijo para leérselo de noche? Ese contacto personal es valioso e independiente.

"Si ya nos dimos cuenta cuán dependientes somos de la tecnología, con la caída del WhatsApp sí que aprendimos que podemos procurar mucho más el contacto humano, la llamada, la conversación", expresó.

Mario Iván Martínez también platicó que en su eterno comportamiento artístico inquieto y explorador, sigue disfrutando de su obra sobre el pintor holandés Vincent Van Gogh, la cual le ha traído muchas satisfacciones.

Además de este alud de proyectos que mencionó, el histrión contempla el reestreno de Descubriendo a Cri-Cri, Homenaje a Francisco Gabilondo Soler, desde el 10 de noviembre en el Teatro Principal Puebla, y el 17 del mismo mes, su producción de Leyendas del México Antiguo, en el Teatro Ricardo Castro de Durango. Además, alista una pastorela y dos puestas más de las que hablará más adelante, así como un par de libros.

Reforma a 12 de octubre

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime