img Mundo
Busca Trump que legisladores cambien elección

La estrategia del Presidente Donald Trump para retener la Casa Blanca a pesar de perder las elecciones estadounidenses se centra cada vez más en persuadir a los legisladores republicanos para que intervengan en su nombre en los estados en los que ganó el demócrata Joe Biden, de acuerdo con tres personas familiarizadas con el esfuerzo.

Tras enfrentar una serie de derrotas legales por los resultados del 3 de noviembre, los abogados de Trump buscan reclutar a otros republicanos que controlan las legislaturas en Michigan y Pensilvania, que eligieron a Trump en 2016 y a Biden en 2020, dijeron las fuentes.

El presidente de la Cámara de Representantes republicano de Michigan, Lee Chatfield, ha dicho que la persona que gane la mayor cantidad de votos ganará los votos electorales de su estado, donde Trump se queda atrás por más de 150 mil votos. Expertos en derecho electoral señalan que el intento del Mandatario tiene pocas posibilidades de avanzar.

Pero Chatfield y el líder de la mayoría del Senado de Michigan, Mike Shirkey, visitarán el viernes la Casa Blanca a solicitud del Presidente, dijo una fuente en Michigan, y agregó que iban a escuchar y ver lo que Trump tenía que decir.

En los Estados Unidos, un candidato se convierte en Presidente al obtener la mayor cantidad de votos "electorales" en lugar de ganar la mayoría del voto popular nacional. Los electores, asignados a los 50 estados y al Distrito de Columbia en gran parte en función de su población, son leales al partido que se comprometen a apoyar al candidato que ganó el voto popular en su estado.

Por lo general, un estado certifica una lista de electores en función de qué candidato ganó el voto popular, como lo hizo Biden en Michigan y Pensilvania.

Los estados tienen hasta el 8 de diciembre para cumplir con la fecha límite para resolver disputas electorales y elegir a los electores que elegirán al Presidente.

Los electores se reunirán como un llamado "Colegio Electoral" el 14 de diciembre para seleccionar formalmente al próximo Presidente, que asumirá el cargo el 20 de enero.

Los abogados de Trump buscan quitar el poder de nombrar electores a los gobernadores y secretarios de estado y dárselo a legisladores estatales amistosos de su partido, al afirmar que la Constitución de Estados Unidos otorga a las legislaturas la máxima autoridad.

Una persona familiarizada con la estrategia legal de la campaña dijo que ahora tienen un "enfoque más específico para involucrar a los legisladores".

Tal como están las cosas, Biden ha obtenido 306 votos electorales en todo el país frente a los 232 de Trump, muy por delante de los 270 necesarios para la victoria. Si los 36 votos electorales combinados en Michigan y Pensilvania fueran a Trump, él se quedaría atrás por 270-268 votos electorales, lo que significa que su campaña aún necesitaría cambiar al menos un estado más para retener la Casa Blanca.

Un alto funcionario de campaña de Trump dijo a Reuters que su plan es arrojar suficientes dudas sobre el conteo de votos en las grandes ciudades demócratas para que los legisladores republicanos no tengan más remedio que interceder.

La campaña apuesta a que muchos de esos legisladores, que provienen de distritos que ganó Trump, enfrentarán una reacción violenta de los votantes si se niegan a actuar. La campaña cree que cuanto más puedan alargar esto, más oportunidades tendrán de persuadir a los legisladores para que intervengan, dijo el funcionario.

Una encuesta de opinión de Reuters/Ipsos publicada esta semana sugirió que la campaña de Trump había logrado generar dudas, aunque infundadas, sobre las elecciones presidenciales. La encuesta encontró que aproximadamente la mitad de los republicanos piensan que Trump "ganó legítimamente" las elecciones.

Pero Trump enfrenta una lucha cuesta arriba. Los funcionarios han dicho repetidamente que no hay evidencia de irregularidades en la votación.

Los legisladores de Michigan y Pensilvania han tratado de no involucrarse. Varios republicanos destacados en Michigan expresaron en privado su consternación por la medida en que Trump ha tratado de jugar con los resultados de las elecciones, creyendo que empañará irreversiblemente la imagen del partido en el estado en los próximos años.

Parte del esfuerzo de la campaña de Trump implica tratar de retrasar la certificación, el proceso normalmente rutinario mediante el cual se finalizan los resultados de las elecciones, ya sea a través de recuentos o deteniéndose a nivel local, dijo el funcionario de campaña.

Eso sucedió el martes en Detroit, Michigan, donde los miembros republicanos de la Junta de Electores del Condado de Wayne se negaron brevemente a certificar los resultados, citando pequeñas discrepancias en el número de votos.

Los republicanos dieron marcha atrás después de horas de acalorados comentarios públicos, solo para decir en declaraciones juradas a última hora del miércoles que se sentían amenazados y querían rescindir la certificación.

Una de las republicanas, Monica Palmer, dijo en una declaración jurada que las elecciones en el condado de Wayne "tuvieron serias fallas en el proceso que merecen una investigación". Dijo que votó para aprobar los resultados porque pensó que el estado realizaría una auditoría.

Palmer dijo a Reuters en un mensaje de texto el jueves que Trump la llamó después de que ella votara para certificar los resultados. Ella dijo que "no hubo discusión sobre una declaración jurada" durante la llamada, pero no dijo si los dos discutieron el voto de certificación a detalle.

La campaña de Trump retiró el jueves una demanda federal que impugnaba los resultados de las elecciones en Michigan, en la que se citaban las declaraciones juradas de los funcionarios del condado de Wayne.

Pero Tracy Wimmer, portavoz del secretario de estado de Michigan, dijo que era demasiado tarde para que los republicanos rescindieran su certificación. "Su trabajo está hecho", dijo.

Cuando se le preguntó en una conferencia de prensa el jueves sobre el acercamiento de Trump a los funcionarios de Michigan, Biden lo calificó de "indignante" y agregó que era la evidencia más reciente de que Trump se encuentra entre los "presidentes más irresponsables de la historia de Estados Unidos".

Reforma 20/11/2020

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime