img Negocios
Tienen gasoductos más de 70% de avance

De los siete gasoductos que heredó la Administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador, seis ya llevan un avance de más del 70 por ciento, y uno ya había entrado en operación desde mayo de 2017.

Durante su conferencia matutina, el Mandatario aseguró que hay siete gasoductos parados que significarán una erogación para el mediano plazo de 21 mil millones de dólares a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Estos proyectos fueron iniciados durante la Administración pasada, con el fin de poder transportar más gas natural al País. Sin embargo, la mayoría de ellos se encuentran detenidos por conflictos con las comunidades, conflictos ejidales y con los municipios locales.

Uno de ellos, Guaymas El Oro, a cargo de IEnova, ya estaba concluido desde 2017, y fue saboteado por una comunidad, provocando que quedara fuera de operación hasta la fecha.

Otro gran proyecto que fue heredado es el ducto marino, que ya está prácticamente por entrar en operación, a pesar de haber sufrido retrasos en su construcción por una demora por parte de la Semarnat en otorgar las concesiones en Zona Federal Marítimo Terrestre en Altamira, Tamaulipas, y Veracruz.

En el caso del ducto de Samalayuca-Sásabe, a cargo de Carso, el proyecto está retrasado por demoras para liberar los derechos de vía requeridos, así como en la resolución de los juicios correspondientes al derecho de vía.

Por ahora, se han liberado 83.5 por ciento de los derechos de vía en Sonora y 90 en Chihuahua; el avance del proyecto es de 76 por ciento.

Para el caso de Tuxpan-Tula, a cargo de TransCanada, este gasoducto está parado por demoras, por parte de la Secretaría de Energía (Sener), en el proceso de consulta indígena a diversas comunidades de Puebla e Hidalgo. Su avance es de 86 por ciento.

Dichas comunidades han presentado al menos cinco amparos, de los cuales en tres hay suspensión que impide realizar actividades constructivas.

La Laguna-Aguascalientes, a cargo de Fermaca, tiene retrasos por parte de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en la autorización de la instalación del gasoducto en terrenos nacionales, así como bloqueos por parte de sindicatos y ejidatarios. Actualmente, su avance es de 83 por ciento.

Villa de Reyes, cuyo avance es del 75 por ciento, es el proyecto que más retrasos ha sufrido, derivado del bloqueo por parte de comunidades y ejidos impactados por la ruta del gasoducto, falta de dictámenes del INAH, y problemas con la adquisición de los derechos inmobiliarios de la ruta del gasoducto.

Reforma 12/02/19

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime