img Negocios
Descarta Banxico que recorte a tasa haya terminado

El Banco de México (Banxico) dijo que la pausa en los recortes hechos a la tasa de interés referencial no implica que el ciclo de relajamiento monetario, iniciado en 2019, haya terminado, según la minuta de la más reciente reunión de la Junta de Gobierno, publicada el jueves.

Tras haber disminuido la tasa clave en 425 puntos base desde agosto de 2019, la entidad monetaria decidió mantenerla inmóvil en marzo en un 4 por ciento, argumentando que las expectativas para la inflación general al cierre de este año aumentaron, en medio de una economía local debilitada.

"La mayoría (de la Junta de Gobierno) comentó que esta pausa en el ciclo de relajamiento no significa que este haya terminado y que hacia delante estarán atentos por si se presentan las condiciones necesarias para continuarlo", dijo la minuta del anuncio de política monetaria de Banco de México (Banxico).

Durante 2020, la actividad económica mexicana se desplomó un 8.5 por ciento a tasa anual, su mayor contracción desde la Gran Depresión, golpeada por los estragos de la pandemia del coronavirus.

Y si bien la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno de Banxico mencionó que la política monetaria puede contribuir a la recuperación de la economía, agregó que "debe hacerlo sin poner en riesgo la estabilidad de precios".

Durante marzo, la inflación general se aceleró a su mayor nivel en más de dos años a tasa anual, a un 4.67 por ciento, impulsada por los precios de los combustibles.

Todos los miembros de la Junta de Gobierno de la entidad monetaria mencionaron que se prevé un aumento del indicador en los próximos meses, mientras la mayoría señaló que esta "resentirá transitoriamente los efectos aritméticos asociados a la reducción en los precios de los energéticos del año pasado".

En tanto, los miembros de la Junta coincidieron en que la economía del país se desaceleró durante enero y febrero pasados, además, prevén una contracción en el primer trimestre del año.

Un miembro de la Junta, apuntó a que dicha contracción será cercana al 4 por ciento tomando como medida el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de febrero.

Los factores detrás del menor dinamismo son un recrudecimiento de la pandemia, la escasez de insumos industriales y la escasez de gas por el congelamiento de los ductos en Texas al inicio de año.

Por el lado de la oferta, todos resaltaron la pérdida de dinamismo en la producción a principios de año.

Apuntaron que esto se debió, principalmente, a las restricciones de movilidad implementadas en algunas entidades y a la interrupción temporal en el suministro de algunos insumos industriales.

La mayoría destacó que el sector manufacturero, en particular la industria automotriz, se vio afectado por la escasez de semiconductores.

Además, otro factor fueron los cortes que se tuvieron en el suministro de gas natural y energía eléctrica en el país, derivados de los eventos climatológicos en el sur de Estados Unidos a mediados de febrero, apuntaron los integrantes de Banxico.

Por el lado de la inversión, la mayoría comentó que se mantiene por debajo de los niveles previos a la pandemia.

Finalmente, la mayoría notó que la recuperación del mercado laboral ha perdido fuerza y que algunos indicadores se han deteriorado.

Un integrante de la Junta de Banxico explicó que la tasa de participación nacional mostró un estancamiento en enero debido a una menor participación en la tasa urbana.

Otro precisó que si bien a febrero de este año se han recuperado 9.7 de los 12.5 millones de empleos perdidos entre febrero y abril de 2020, dicha recuperación ha perdido dinamismo.

Reforma a 8 de abril

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime