img Cultura
Nuncio a la Vasconcelos

A mes y medio de quedar acéfala, tras la intempestiva salida del promotor de la lectura Daniel Goldin, la Biblioteca Vasconcelos trabaja aún con rezagos de personal y busca recuperar la oferta pública que mantenía habitualmente.

Ahora, el encargado de remediar todo ello será el escritor Abraham Nuncio, presentado ayer como nuevo titular del recinto.

Aunque el nuevo cargo de Nuncio no se ha formalizado todavía, el Director General de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura, Marx Arriaga, dio el anuncio ayer en un evento oficial en la Feria Universitaria del Libro UANLeer, en Monterrey.

Desde la separación de Goldin del cargo, que generó protestas y reclamos por parte de la comunidad cultural y de empleados de la biblioteca capitalina, tanto Arriaga como el director de la Biblioteca de México, José Mariano Leyva Pérez Gay, quien sustituyó en el puesto al poeta Eduardo Lizalde, dirigían la institución juntos, a distancia, según confirmaron empleados a este diario.

En una visita realizada ayer a la biblioteca, trabajadores eventuales y por honorarios del lugar, quienes prefirieron no ser nombrados, explicaron que laboran bajo la presión de la falta de personal y que los servicios del recinto todavía no se restablecen del todo.

Según estiman, tras los recortes de personal que se dieron a conocer el pasado enero, actualmente están teniendo que realizar los mismos trabajos con 30 por ciento menos empleados.

Asimismo, aunque aseguran que las actividades han ido retornando a la normalidad gradualmente, aún algunas permanecen rezagadas, como el servicio de credencialización, que ha recortado sus horarios de atención.

Los trabajadores contratados como eventuales, algunos con antigüedad superior a una década, están a la espera de saber si sus contratos, que llegan hasta este mes, serán renovados. Hasta ahora, las autoridades no les han dicho nada al respecto.

Consultados unas horas después del anuncio de Arriaga en la feria, la mayoría de los trabajadores no tenían noticia del nombramiento y no sabían quién es Nuncio. Otros comenzaban a enterarse por redes sociales.

Actualmente, Nuncio es director del Centro de Estudios Parlamentarios de la Autónoma de Nuevo León, cargo que dejará para enfocarse en su nueva labor, según expuso en entrevista con REFORMA.

De acuerdo con su currículum en la página de la UANL, ha sido maestro desde 1967 y tiene amplia experiencia como editor; no así, sin embargo, en proyectos de fomento a la lectura o como bibliotecario.

El escritor mencionó que estuvo con charlas con Alejandra Fraustro, Secretaria de Cultura, y Arriaga sobre lo que podría ser su responsabilidad al frente de la Vasconcelos.

"Esto contempla, desde luego, dar respuesta a la estrategia que la propia Dirección General de Bibliotecas se ha planteado para desarrollar un proyecto que permita que las bibliotecas públicas sean centros vivos desde los que se irradie toda una serie de iniciativas que puedan incidir en el nivel de lectura, de conocimiento, en el nivel de una mayor conciencia social, en el ejercicio de la crítica", expresó Nuncio.

El autor del libro El Grupo Monterrey mencionó que no quería adelantarse a la formalización de la noticia, pero aún así explicó lo que contempla hacer al ocupar el cargo.

De inicio, detalló, analizará a detalle la operatividad de la biblioteca y sus programas, y prometió mantener aquellas iniciativas que funcionen o den resultados.

"Sería tonto pensar en llegar simplemente a arrinconar o delegar actividades que han mostrado su funcionamiento y que tienen potencialidad", añadió. "Eso es por un lado. Por el otro: innovar algunas cosas es obligación de cualquier servidor público y de cualquier institución con el reto que quienes laboran en ella".

La llegada de Arriaga a Bibliotecas ha sido criticada por su cercanía con la investigadora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le ha presentado libros y de quien fue lector sinodal de tesis. Nuncio también es cercano a ella. 

Incluso le dedicó una columna halagadora en un diario de circulación nacional, en marzo del año pasado, titulada simplemente "Beatriz", donde aborda la cercanía y aplaude su trabajo.

A la espera del nombramiento oficial, los trabajadores de la Vasconcelos aguardan definiciones sobre su situación laboral y la vuelta a la normalidad del recinto.

Reforma 15/03/19

personas desaparecidas
 
  p Comenta la nota com  Imprime