Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simibanda mix
Siminforma
     
Editorial  Editorial  

Un 2018 feliz… (¿sí?)

 

Los números son de miedo; sin duda, una verdadera afrenta… pero, como se trata de empezar el año de manera positiva, déjelo en eso: cifras que espantan.


Seis meses y medio (algo así como 197 días) para escuchar –y ver- la friolera de 59.7 millones de spots protagonizados por políticos y autoridades electorales, a un promedio de ¡304 mil diarios! (48 minutos por jornada o, lo que es lo mismo, 12,444 cada hora).


Si ello aún no le parece espeluznante, considere que esta tormenta tiene varias etapas. La de ahora, solo es la punta del iceberg; es decir, 60 días de “pre”-campañas (hasta el 11 de febrero), donde cada suspirante erogará, centavos más, centavos menos, algo así como 67 millones 222 mil pesos.


¿Por qué las comillas a “precampañas”?.. sencillo, se trata de un eufemismo (o sea, una expresión que se utiliza para sustituir una palabra de mal gusto), porque a no ser por un remoto “candidato independiente” –sí, otra vez comillas-, esta bonita manera de hacer política en México nos permite deleitarnos con suspirantes que desde antes del proceso electoral, ya estaban amarrados para figurar en la boleta.


Y conste que el caso del señor López no es único… ahí tiene al infante terrible que desbarató un partido para cumplir su caprichito o, por qué no, al no-político que, sin embargo, siempre ha estado en posiciones políticas.


Hasta aquí, usted nos dirá: ¡pues no, en mi México hace falta más que nueve mafias grupales –llamadas partidos (otra vez los eufemismos)- para asombrarnos.


Bueno, no diga que no se lo advertimos. Entre estos 3 señores, con harta, harta, hambre de poder, todos veremos desperdiciar 6,788 millones 900 mil pesos, ni más ni menos que 2,148 millones adicionales, por cuestión de las llamadas prerrogativas o, lo que es lo mismo, dinero de usted, de su vecino. De todo el pueblo. ¡Ah!, eso sin contar que “además”, se contemplará un gasto extra de casi 43 millones de pesos para los candidatos presidenciales. Carretadas de dinero para grupúsculos que, desde hace muchos años, han perdido contacto con la realidad y, lo que es más grave, con la ciudadanía que quieren representar.


Sabemos que al iniciar un año, lo usual es hacer votos porque este sea un mejor año; digamos que todos tendremos la mejor actitud para conseguir nuestros propósitos. Lo malo es que los señores que viven del erario no tiene necesidad alguna de desear un mejor año, porque desde que están en la política, siempre les va bien.


Ahora que andan muy interesados en su voto, vemos de lo que son capaces. Hacer documentales e invadir las redes sociales con “no-anuncios”.. ¡ah!, eso de dedicarse a la política es tan, pero tan bueno, que ya ve usted a este señor -por citar solo un ejemplo, ¿eh?- que va por su tercera candidatura a la grande y no hay nada que nos permita entender de qué ha vivido tantos años, sin tener trabajo formal.


Mire… se impone desearle un año colmado de prosperidad. Solo una recomendación: No pase por alto que estas nueve mafias únicamente luchan por la repartición de un botín archimillonario.


No se vaya con la finta, porque en pleno siglo XXI, eso de las izquierdas, derechas y liberales son solo eufemismos (¡vaya palabrita, ¿verdad?). De otra manera, explíquese cómo un PRD, anda levantando los mendrugos que le echa el PAN; cómo los ultraizquierdistas saltaron como ratas a un partido tan antidemocrático como Morena y cómo el vetusto y siempre malhadado PRI está aliado con un partido que logró negociar la salida de la cárcel de su lideresa eterna.
Si ni así se espantó, seguro tendrá un feliz 2018 con las elecciones más caras de la historia, en un país donde el salario mínimo es de 88.36 pesos.

© Copyright 2018 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx