Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

Maíz y candelas

 

 

Apenas dejamos atrás el sabor de la rosca de Reyes y el chocolate caliente, y ya se acercan los tamales del 2 de febrero. No cabe duda que ponerse a dieta antes de ese mes, es para valientes (y uno que otro masoquista). ¿Cómo decirle “no” a un atole espeso y caliente? ¿Cómo negarse a un tamalito? ¿Cuál es su favorito? Aunque si hubiéramos nacido 500 años antes, habríamos podido degustar los tamales sin preocuparnos, al menos, por la grasa. Es una bomba de calorías, debido a un añadido, herencia de los españoles: la manteca de cerdo. Hoy, es impensable un tamal sin grasa; sería más compacto y menos poroso. 

La palabra “tamal” viene del náhuatl tamalli, que significa envuelto. Se prepara con masa de nixtamal en hojas de mazorca, de plátano, de maguey o de chaya. Por lo general, se cuecen al vapor, pero también pueden prepararse en pib, es decir, en horno bajo tierra, o a las brasas. En la época prehispánica, tanto plebeyos como nobles degustaban los tamales. Los dioses no se hacían de la boca chica; había tamales en algunas ofrendas rituales. Y son tan maravillosos como variados; de norte a sur, de este a oeste, podemos encontrarnos con más de 340 variedades. 

El 2 de febrero es día de tamales, pero, ¿por qué? ¿Qué se celebra, además del Día de la Candelaria? Se festeja la purificación de la Virgen María, y se conmemora la presentación de Jesús en el templo de Jerusalén. Recordemos que Jesús y María eran judíos. El Día de la Candelaria se recuerda en Jerusalén desde el siglo IV. Entonces, se extendió a los países de Medio Oriente. Cuando llegó a Roma se agregaron procesiones y cantos. En el siglo XI, se introdujo la ceremonia de la bendición de las candelas. Aunque existen pocos testimonios al respecto, se sabe que el Día de la Candelaria se celebra en México desde tiempos del virreinato. 

A quienes les tocó el niño en la rosca quizá no esperan tan animados el 2 de febrero. Pero los demás estamos más que puestos. El desánimo por ser quien lleve los tamales no tendría que ser tal. Quien encuentra el niño en la rosca se convierte en su padrino y, por ello, convida los tamalitos el 2 de febrero. 

Como ven, sacarse al niño en la rosca no es un castigo, sino un honor. Como padrino o madrina, también tiene que buscarle un atuendo especial para presentarlo en el templo. Los días previos, varias artesanas se dedican a vestir al Niño Dios. Aquí es donde vuela la imaginación y se crean atuendos extravagantes, como con el uniforme de algún equipo de futbol o guerrero de alguna caricatura popular. 

Sapere aude ¡Atrévete a saber!


banner
Comprimidos del Dr. Zagal
Héctor Zagal
 
*
 
© Copyright 2021 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx