Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

La covid-19 y la contaminación atmosférica

 

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), que agremia a 37 países, publicó un estudio de 2017 sobre la contaminación atmosférica referida a las partículas finas denominadas “material particulado PM2.5”, que respiramos. 

Son partículas muy pequeñas, de 2.5 micras o micrómetros. Para que tengamos una idea de este tamaño: 60 partículas PM2.5 forman el grueso de un cabello humano. El límite de seguridad recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una concentración de 10 microgramos por metro cúbico, y solo 12 países están por debajo de ese límite. 

México, vergonzosamente, está en el lugar 34, con 23 microgramos por metro cúbico. Significa que tenemos un gran riesgo para la salud porque estamos expuestos a más del doble de ese límite. 

Para comprender la magnitud del daño, solamente citaré a Italia, con 59,500 muertes prematuras; Polonia, 44,600; Francia, 43,400 y Reino Unido, 37,700, solo en 2012 por partículas PM2.5.  

Estas partículas que respiramos entran a nuestros pulmones, llegan hasta los alvéolos (que miden 200 micras de diámetro) o, incluso, regresen en el torrente sanguíneo, en donde viajan a los tejidos y células de todos los órganos. Generan múltiples y graves daños, obstruyen las arterias, venas y capilares, y causan hipertensión arterial. 

También respiramos partículas PM10 (de 10 micras o micrómetros), de plomo, cloro, aluminio, silicio, fósforo, azufre, cromo, manganeso, fierro, cobre, cinc y níquel que pueden causarnos leucemia y cáncer de pulmón. Además, hidrocarburos aromáticos policíclicos como naftalina, fenantreno, atraceno, pireno, benzopireno y criseno. 

Todos estos contaminantes, también llamados “disruptores endocrinos”, generan diversos desórdenes en nuestro metabolismo, entre los más importantes, los que debilitan nuestro sistema inmunológico al inhibir nuestros anticuerpos y glóbulos blancos. 

Como consecuencia de esta grave contaminación atmosférica que padecemos los mexicanos, desde hace 30 años, estamos en clara desventaja ante el coronavirus. Los mexicanos somos más vulnerables, no solo al fatal virus, sino a todos esos microrganismos patógenos, como bacterias, hongos y muchos más tipos de virus. 

Asimismo, una mala nutrición nos genera un sistema inmunológico débil. Por eso debemos abandonar la comida chatarra y preferir alimentos naturales.

*Carlos Álvarez Flores, presidente de México, Comunicación y Ambiente, AC. 

Experto en gestión de residuos y cambio climático


banner
Cambio climático
Carlos Álvarez
 
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx