Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simibanda mix
Siminforma
     
Armando Ramirez  Columnas  

Maximiliano de Habsburgo y su mala estrella

Maximiliano de Habsburgo nunca tuvo suerte. Desde niño fue señalado por la sospecha de ser hijo de Napoleón II, y por una supuesta relación de su madre con el hijo de Napoleón Bonaparte. Por eso, no era del agrado de su progenitor.

Nació en la ciudad de Viena y sus títulos fueron Fernando Maximiliano José de Austria, príncipe imperial, archiduque de Austria, y príncipe de Hungría y Bohemia. Fue el segundo hijo del archiduque Francisco Carlos de Austria y Sofía Guillermina, de Wittelsbach, princesa de Baviera, y uno de sus hermanos fue el emperador Francisco José I de Austria.

Se casó con la princesa Carlota de Bélgica, quien después enloqueció. Y ya saben el comienzo: unos mexicanos viajaron a Europa para ofrecerle el segundo imperio mexicano; el primero había sido el de Agustín de Iturbide. Y como Napoleón III había invadido México, Maximiliano aceptó la corona con el apoyo del emperador.  Lo que no le dijeron fue que al aceptar perdería todos sus títulos nobiliarios, algo que le notificaron cuando ya se había embarcado. Les digo…

Y más malas noticias: tampoco le dijeron que los mexicanos no lo querían, y cuando se fueron las tropas francesas de México, lo dejaron en la soledad, sobre todo porque Benito Juárez contaba con el apoyo de los Estados Unidos. Así, su destino final sería en el cerro de Las Campanas, donde lo fusilaron.

Pero no paró ahí su mala estrella: cuando su cuerpo fue embalsamado lo hizo un ginecólogo y estuvo tan mal hecho que, al llegar a la Ciudad de México, lo tuvieron que embalsamar de nuevo. Además, en el trayecto, el carruaje que llevaba el ataúd se cayó varias veces en el lodo. Ello, sin contar que el ataúd era más chico que su estatura y tuvieron que doblarle las piernas. ¡Ups!

Ya en la iglesia de san Andrés, hoy la plaza de Lerdo de Tejada, frente a la antigua casona de la sede alterna del Senado, las monjitas lo colgaron de cabeza para que se escurrieran los líquidos del anterior embalsamiento. Se cuenta que en la madrugada llegó Benito Juárez a conocerlo y, al verlo, dijo: “Era alto”. Pero al observar su frente, exclamó: “No era inteligente; la frente amplia es por calvicie”. Luego salió en sigilo. ¡Ah, que Max, no la traía consigo; le fue de la patada!


Columinsta
¡Ay, ojitos pajaritos!
Armando Ramírez
Periodista, originario de Tepito, y Novelista, autor entre otras obras de Chin Chin El Teporocho, Quinceañera, Noche de Califas, Pantaletas. Cronista en el programa "Matutino Express" de Foro TV. Ha colaborado en programas de televisin con Ricardo Rocha, Brozo, Carlos Loret de Mola y en programas de radio, con Gloria Calzada, Lalo Salazar, y como conductor en "La Hora del Vecino, en XEW.
 
© Copyright 2018 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx