Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

T� cuerpo, mi cuerpo, nuestro cuerpo

 

Conforme crecemos vamos integrando nuestro cuerpo, reconocemos sus funciones y también aprendemos su importancia para vivir y convivir, su utilidad y valor de desarrollar algunas de sus partes.

Por ejemplo, la estimulación temprana para el desarrollo de nuevas conexiones cerebrales, y el ejercicio para fortalecer los músculos de piernas, espalda y brazos, lo que nos permite defendernos, trabajar, jugar y movernos por nuestro mundo.

Pero hay partes del cuerpo que se nos enseña que “no son nuestras”. Nos dicen que son “privadas” y que nadie debe tocarlas, incluso, ni nosotros mismos, sobre todo, si somos mujeres.

También, y de forma contradictoria, se nos dice que nuestro cuerpo es de la pareja y de los hijos, no nuestro. Se inculca que esas “partes privadas”, deben ser ocultadas y no exhibidas, ya que pueden despertar el deseo de los demás y, entonces, sería nuestra culpa ser objeto de agresión.

En suma, el cuerpo ¿es nuestro o no?, ¿puedo decidir o no sobre él?

A los hombres se les dice, en parte, lo mismo, pero ellos tienen más libertad de tocarse y explorarse, ya que se considera válido. Sin embargo, hay momentos en donde esa parte íntima de su cuerpo pasa a ser parte del grupo de amigos, del padre, tíos o primos. Ellos deciden cuándo deben iniciar a usarla y, en ocasiones, con quién hacerlo.

Los varones también pierden el derecho sobre su sexualidad. Esta tiene que estar en uso constante para demostrar a los demás que se tiene valía, que está a disposición de cualquiera, ya que si se lanza el reto de “se me hace que no puedes”, “para eso me gustabas”, “te ves tan hombre y resulta que te asustas”, deben demostrar que son dignos de pertenecer a ese clan que domina el mundo.

¿Somos dueños de nuestro cuerpo? Sí, siempre y cuando se cumpla la expectativa social, machista o feminista de lo que se supone “debe ser”. Pero hay un paso, un nivel más elevado en donde se pierde el miedo a no cumplir la demanda.
¿Te atreves a retomar tu cuerpo y decidir libremente sobre él?

  p Comenta la nota com  Imprime


banner
Sexo, sin l�grimas y sin pudor
Psic. Gabriela Jiménez V.
 
centrodiagnóstico@serfelizsisepuede.com.mx
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx