Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

El se�or de los regalos

 

En el siglo IV, nació Nicolás, en Mira — ahora Turquía—, en una familia rica y acomodada. Desde su niñez,  siempre se preocupó por los demás. Era bondadoso y generoso con los pobres.

Pero en su ciudad se extendió una epidemia de una enfermedad incurable, que dejó sin vida a su familia. Debido a eso,  a los 19 años heredó una enorme riqueza, que usó para hacer regalos a los niños pobres y huérfanos. A esa edad decidió ser sacerdote.

San Nicolás de Bari — como es conocido—, era delgado, alto y lo representaban con una bolsa, por su fama de repartidor de regalos. Fue un santo muy popular, que falleció el 6 de diciembre del año 345.

Es el Santo Patrón de Rusia, Grecia y Turquía, y en esos países decidieron que, como la fecha en que se le celebraba estaba cerca de la Navidad,  fuera él la figura que entregara regalos y dulces a los niños.

En la Edad Media, la leyenda de San Nicolás se extendió por Europa, y durante el siglo XVII, emigrantes holandeses llevaron la costumbre de celebrarlo, a Estados Unidos.

La forma en que los holandeses lo celebraban, era tan profunda, tan pintoresca y llamativa que, en 1809, el escritor norteamericano Washington Irving escribió un libro titulado La historia de Nueva York, según Knickerbocker, en el cual San Nicolás era un hombre mayor, grueso, generoso y sonriente, vestido con sombrero de ala, calzón y pipa holandesa, que se dedicaba a arrojar regalos por las chimeneas y cabalgaba en un caballo volador, arrastrado por un trineo. Pero, además, lo llamó “Guardián de Nueva York”, con lo que fue aceptado por los norteamericanos, que comenzaron también a celebrar su fiesta cada 6 de diciembre, y que convirtieron el “Sinterklaas” o “Sinter Klaas” holandés, en el “Santa Claus” estadounidense.

Luego, en los Estados Unidos, la leyenda de Santa Claus se fue transformando y aparecieron el trineo que jalan 9 renos. Ahora, vive en el Polo Norte, donde tiene un taller con duendes que le ayudan a fabricar los juguetes para los niños de todo el mundo, carga costales con regalos y luego entra por la chimenea, viste de rojo, con cinturón y botas negras y deja los regalos al pie del árbol de Navidad.

Ya nadie sabe que San Nicolás vestía de verde.

Tú puedes tener tu propio Simi Clos y repartir con él todos los regalos que quieras. Y si estos son besos y abrazos… mejor.

  p Comenta la nota com  Imprime


banner
Historias armables
Arturo Martínez
 
*
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx