Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

El bisabuelo del elefante

 

Ahora los conocemos como “mamuts”, aunque antes, se escribía “mammuts”. De hecho, también los llamaban “mastodontes”.

Claro, eran aquellos animales que, podríamos decir, eran los bisabuelos de los elefantes actuales.
Se han encontrado restos de mamuts por todo el mundo, y esto seguramente, debido a que durante el invierno se desplazaban hacia el sur, y en verano, lo hacían hacia el norte.

Tú los conoces bien, o por lo menos has visto alguna especie de ellos. Entre los más grandes estaban el mamut sungari y el imperial, este uno de los más comunes de América del Norte. También había un mamut lanudo, que habitaba en climas más fríos y que seguramente por ello, estaba recubierto por una gran “manta” más gruesa, de largo pelo.

Los mamuts, tenían el tamaño de un elefante africano, o incluso mayor, y una cabeza enorme, con unos colmillos desproporcionados y muy curvados. Se piensa que esos colmillos torcidos hacia dentro, le servían para hacer a un lado la nieve y dejar al descubierto los pastos con los que podía alimentarse. Sus orejas eran pequeñas y la espalda, gibosa, es decir, con una especie de joroba llena de grasa, como la del camello.

Los mamuts vivieron en la misma época que los hombres prehistóricos. De hecho, es posible ver pinturas rupestres con acciones de caza, donde un grupo de hombres, rodea y atrapa a uno de estos animales.

Incluso, algunos piensan que la cacería de los mamuts haya provocado su extinción, lo que otros no creen. En realidad la desaparición de esta especie se fue dando de forma progresiva yen realidad, es todo un misterio. Hay quien dice que un virus afectó a la población y se propagó a gran velocidad como si hubiera sido un virus de gripe o ébola. De cualquier forma, tampoco se ha comprobado.

Quizá la explicación más razonable de la extinción de las grandes manadas, es que hayan sufrido una serie de inviernos muy duros. Y aunque podían vivir bajo un frío extremo, quizá un exceso de temperaturas muy bajas, les impidió en un momento dado, rascar el suelo a la profundidad suficiente para encontrar alimento.

Recientemente, dieron la noticia de que un grupo de científicos intentaría, con los restos de un mamut, clonarlo y darle vida a la especie, nuevamente.

Por lo pronto, tú tienes uno que puedes armar y darle vida, o por lo menos, ponerlo en movimiento… o tal vez solo colocarlo en tu cuarto. Arma tu manada y vive nuevamente el pleistoceno… desde tu recámara.

  p Comenta la nota com  Imprime


banner
Historias armables
Arturo Martínez
 
*
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx