Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

�Espect�culos?

 

Cada vez que veo un programa de espectáculos, me quiero morir de la vergüenza.
¿Por qué? Porque amo el espectáculo, porque soy periodista de espectáculos y porque estoy convencido de que lo que estamos haciendo causa un daño monumental a nuestra pobre nación.

Salvo una que otra excepción, perdida en la inmensidad de la nada, en México no hacemos programas de espectáculos, hacemos programas del corazón.

¿Qué significa esto? Que en lugar de hablar de gente que vale por su talento, hablamos de gente que vale por sus escándalos, por su vida íntima, por sus problemas legales, por cualquier cosa que dé dinero y que represente un estímulo para el sistema nervioso.

Entre eso y vender drogas, hay muy poca diferencia.
¿Ahora entiende lo que le estoy tratando de decir? Le estamos enseñando a las nuevas generaciones, por ejemplo, que vale más una mujer corrupta que una talentosa, que es preferible una criatura grotesca que una educada.

Es delicadísimo. ¿Entonces para qué estudian nuestros hijos? Mejor que se vuelvan viciosos, que se relacionen con lo peor de lo peor, que se operen.

Eso es lo que nos están enseñando las emisiones que deberían hablar de cantantes que estudian, de actores que ensayan y de creadores que inventan historias, ¿no?
Por si esto no fuera suficiente, México es potencia mundial en materia de espectáculos. Somos uno de los cinco países que más consumen cine del planeta, uno de los que más ve televisión, uno de los que más oyen música.

¿Y cuándo lo decimos? ¿Y cuándo le damos seguimiento periodístico a cada uno de estos hechos? Nunca o casi nunca.

¿Pero sabe qué es lo más triste? Lo que pasa con todos esos talentos nuevos o viejos que a fuerza de ahorros y de muchísimo trabajo levantan una obra de teatro, un libro o un disco por aquí o por allá, y que jamás tendrán acceso a una buena entrevista, a una buena nota.

Por eso hay tantos montajes que fracasan, tantos materiales que no se venden, porque nuestros “periodistas” están más preocupados por las infidelidades de una vedette de cuarta o por las demandas en contra de un supuesto secuestrador que por hacer lo que les corresponde.

Esto, en el remoto caso de que estén preocupados por las vedettes y las demandas porque ahora, para acabarla de amolar, en lugar de periodistas tenemos estrellas que se sienten más estrellas que las estrellas, comediantes de mala muerte opinando sobre lo que no deberían opinar.

Y, en general, personajes aberrantes que en lugar de orientar, confunden, que en lugar de informar, distorsionan, que en lugar de darle su lugar a esto, que es hermoso, lo vuelven horrible, monstruoso, fatal.

Cada vez que veo un programa de espectáculos, me quiero morir de la vergüenza. ¿Usted, no?


banner
Frente a la tele
Álvaro Cueva
 
*
 
© Copyright 2020 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx