Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

Raspando suela

 

¡Uy, uy, uuy!, hablar de los salones de baile, es mover el bote porque bailar es útil para el cuerpo y la mente. El cuerpo se sacude la polilla, y la elegancia obliga, como buen pachuco bailarín.

Cómo no recordar al inmemorial Salón México. Se encontraba en la calle de Pensador Mexicano, a una cuadra del ahora Eje Central. Dicen que tenía pista de baile para las diferentes clases sociales y que había varios letreros. Uno decía: “Favor de no tirar las colillas de los cigarros en la pista de baile”. Y otro dirigido a los caballeros que les prohibía limpiarse la vaselina de sus peinados y manos en las cortinas.

Y de ahí le seguimos al Salón Los Ángeles, donde un letrero en su interior apunta: “Quien no conoce Los Ángeles, no conoce México”. ¡Uyuyuyuyyy!, ahí los bailadores de la salsa se lucían con sus arpegios y piruetas para apantallar al respetable. Cómo no recordar al maestro Tapia, creador del danzón floreado, aunque a los veracruzanos les cae de la repatada por ser tradicionalista. Le decían el “Fantasma”, y era un maestro en deslizar el cuerpo sobre la pista, mientras la dama creaba figuras sensuales en el aire. Salón memorable, en la calle de Lerdo, en el barrio de Los Ángeles, colonia Guerrero.

Otro que ya se fue para no volver fue el “Cocoliso”, digo, el famoso Colonia, la catedral del danzón, cuando Acerina, el timbalero, partía plaza con su “Nereidas”. Este salón se encontraba en la zona de la juerga y el reventón, la colonia Obrera, hoy tan respetada, pues ya no hay cabarets ni salones de baile, bueno sí, pero poquitos.

Y sobre la calzada de Tlalpan está el templo de la cumbia, el California Dancing Club, que todavía sobrevive con sus programas dominicales, donde las chicas recién llegadas a la ciudad y los taxistas se dan el quién vive. Aquí fueron los aposentos del “Acapulco Tropical”, de Chico Ché y del Rigo Tovar.

Y bueno, en la memoria quedan el Nader, en Cruces y Regina, en la Merced, o el Smyrna, en lo que fue el convento de San Jerónimo, donde habitó sor Juana Inés de la Cruz, aquella que dijo: “Hombres necios que acusáis a la mujer…”. Y vengan a reventarse un danzón… ¡Ay, ojitos pajaritos, qué bonito!

  p Comenta la nota com  Imprime


banner
¡Ay, ojitos pajaritos!
Armando Ramírez
Periodista, originario de Tepito, y Novelista, autor entre otras obras de Chin Chin El Teporocho, Quincea�era, Noche de Califas, Pantaletas. Cronista en el programa "Matutino Express" de Foro TV. Ha colaborado en programas de televisi�n con Ricardo Rocha, Brozo, Carlos Loret de Mola y en programas de radio, con Gloria Calzada, Lalo Salazar, y como conductor en "La Hora del Vecino, en XEW.
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx