Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

�Qu� buen bizcocho!

 

Se han puesto a pensar en la riqueza que tenemos con nuestros bizcochos. Son sabrosos, nada más de verlos, se antojan; una maravilla de la imaginación de nuestros tahoneros, que —dicen ellos— ese es su nombre y no el de panadero. Panadero es quien vende pan, no quien lo elabora.

Ya regañados, que le parecen esta nochecita cenar un vaso de leche y una concha con natas. O un chocolatito sopeado con un hueso de manteca o una reja. Y para los niños tragones, una piedra, un gendarme o una chilindrina. Ahora, si usted se pone exquisito, una croasan (croasaint), es decir, unos democráticos cuernos untados con mantequilla y mermelada de fresa.

¿Sabía usted que tenemos mil variedades de bizcochos?, incluso  en diferentes partes de la república reciben otros nombres. Pero lo que es común es la picardía con los bizcochos: “Adiós bizcocho”. Y va de chiste: Antiguamente no había  panaderías de autoservicio, sino eran expendios de pan, con alguien atendiendo el mostrador. Bueno, llega una señora, de esas que ponen el niño en la lumbre y la leche en la cama, y le pide a don Venancio, que le dé una concha, una campechana y unos calzones, pero se arrepiente, y le pide a don Vena: “Por favor, me quita los calzones y me da un beso…”

¿Sabe cómo surgió nuestra panadería? Sencillo: cuando cae Tenochtitlán, Hernán Cortés se aposenta en Coyoacán; entre su gente venía un negro liberto, es decir, no era esclavo, llamado “Juan el Panadero”, quien traía unas semillas de trigo que plantó, (algunos dicen que no fue en Coyoacán, sino por calzada San Cosme); estas semillas dieron el primer trigo, el cual Juan molió para hacer harina, y los españoles, como extrañaban su dieta, comenzaron a consumir el pan de Juan. Muy listo Cortés, decidió apropiarse de la comercialización del pan en la Nueva España; su cuñado compraba todo el trigo que se sembraba y Cortés controlaba la venta del pan, hasta que el rey, mediante un juicio, obliga a Hernán a soltar su monopolio. Por cierto, el pan que elaboró Juan fue una especie de pambacito.

Qué diría el tal Juan el Panadero ahora al ver en las vidrieras de nuestras panaderías esos enormes pasteles de quince años, hasta para trescientas personas, verdadero monumento a la crema chantilly, obra artística de la harina, la mantequilla y el huevo, expresión del barroco popular. A veces los mexicanos no sabemos las cosas maravillosas que tenemos… ¡Ay, ojitos pajaritos!...



  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
¡Ay, ojitos pajaritos!
Armando Ramírez
Periodista, originario de Tepito, y Novelista, autor entre otras obras de Chin Chin El Teporocho, Quincea�era, Noche de Califas, Pantaletas. Cronista en el programa "Matutino Express" de Foro TV. Ha colaborado en programas de televisi�n con Ricardo Rocha, Brozo, Carlos Loret de Mola y en programas de radio, con Gloria Calzada, Lalo Salazar, y como conductor en "La Hora del Vecino, en XEW.
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx