Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simihits
simibanda mix
Siminforma
     
mun  Columnas  

Libertad de expresión

 

Mientras el gobierno federal se ufana por todos los medios de comunicación, habidos y por haber, de su inquebrantable lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, hay mucho más que lamentar que lo que se pretende celebrar o enaltecer.

Ya no es como años atrás en que nos creíamos todo lo que nos bombardeaban, porque como bien se dice: una mentira repetida incansablemente hasta la necedad, termina por considerarse una verdad.

Pues bien, los hechos nos llevan a desmentir lo que desde la oficialidad intenta difundirse como el reporte exacto y verídico de los acontecimientos. Las cifras que da a conocer el Jefe del Ejecutivo no cuadran con la realidad ni con las que difunden sus más cercanos colaboradores del gabinete de seguridad.

Hablar de más de 40 mil muertos en la cruenta guerra contra el crimen organizado, no es motivo de orgullo ni de conmemoraciones. Antes, habría que ponerse a meditar qué piensan los familiares de todas esas fatales víctimas; qué dicen los huérfanos, padres y familiares de todos los finados. ¿Ellos también pensarán que vamos ganando la batalla contra el narcotráfico?

No cabe duda que la miseria humana lleva la delantera en todo cuanto nos rodea. ¿Dónde quedó la calidad humana de quienes nos gobiernan? Y ¿dónde quedaron los derechos humanos de miles y miles de víctimas? Las televisoras, cómplices de la barbarie, cínicamente reportan frente a la fatalidad: “Estuvieron en el lugar equivocado, en el momento equivocado, ni hablar, cosas del destino”.

Lo anterior nos lleva a pensar que más allá de buscar el México que  queremos, todo parece indicar que se está perfilando un país caótico, peligroso, en donde prevalecerá la anarquía y se impondrá la ley del más fuerte. Más que buscar el país anhelado que siempre nos prometen los demagogos, estamos a un paso de despeñarnos al barranco de la ignominia total y absurda: los ricos cada vez más poderosos y millonarios, en tanto que los pobres están cada vez más miserables. Por eso, yo siempre me atengo a la frase de un entrañable maestro: “Si el dinero no me importó cuando era pobre, menos ahora que soy miserable”.

 


  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
Breviario Cultural
Alfredo Camacho
 
* Periodista con experiencia de más de 25 años. Dos veces Premio Nacional de Periodismo. Su especialidad es el campo cultural.
 
© Copyright 2016 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 5 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx