Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

Kioscos

 

¿Qué es un kiosco? Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, puede ser un retrete público, también un lugar donde se venden periódicos, dulces, etc., o un pabellón de una feria, o un templete o pabellón que se instala en los jardines, abierto por todos sus lados y, entre otros usos, sirve para dar conciertos.

Vale la aclaración porque en Argentina, un kiosco, en un pabellón en la calle, al paso de la gente, es como una tiendita o miscelánea donde se pueden encontrar periódicos, libros, chocolates o lo que se imaginen, y son muy útiles entre los argentinos; en cambio en México, un kiosco es querendón, alcahuete, cachondo, divertido, nostálgico.

Basta recordarle a la gente que creció en algún pueblito hermoso de la república mexicana, cómo el kiosco es el corazón del jardín público, y como ahí se dieron los novios su primer beso, su primer quién vive, sus primeras serenatas, etc.

Y qué decir de los kioscos en los barrios del Distrito Federal, donde los niños estrenaron su primer triciclo o bicicleta, o su carriola de muñecas el Día de Reyes, o las madres primerizas arrullaron a su bebé, o los novios se citaban para hacerse arrumacos, o los jovencitos traviesos para patinar en él.

¿Recuerda, si usted es de Coyoacán, el kiosco del jardín Hidalgo, frente a la iglesia de san Juan Bautista, para tomar un helado o un café del Jarocho, y sentarse en los escalones a platicar? Y en el centro, la Alameda Central, donde en los años setenta se presentó Raphael o Ray Charles. Ahí están las crónicas de Carlos Monsiváis para testimoniar cómo ese kiosco era punto de cita los domingos entre las mujercitas que trabajaban en las casas de las colonias pudientes.

Y mi kiosco, que ya no existe, en el jardín del Carmen,  plaza del Estudiante, en Tepito, frente a la delegación de policía, donde lo mismo vi serenatas de una orquesta típica que a los clientes de las celdas de la delegación barrer el jardín como castigo, y la primera novia que subía al kiosco para imaginar un mundo de felicidad, digo… ¡Ay, ojitos pajaritos, qué bonitos son los kioscos!

  p Comenta la nota com  Imprime


banner
¡Ay, ojitos pajaritos!
Armando Ramírez
Periodista, originario de Tepito, y Novelista, autor entre otras obras de Chin Chin El Teporocho, Quincea�era, Noche de Califas, Pantaletas. Cronista en el programa "Matutino Express" de Foro TV. Ha colaborado en programas de televisi�n con Ricardo Rocha, Brozo, Carlos Loret de Mola y en programas de radio, con Gloria Calzada, Lalo Salazar, y como conductor en "La Hora del Vecino, en XEW.
 
© Copyright 2020 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx