Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

Historias de una casona

 

A  veces, cuando se gana, entre todos se reparten el pan. Eso pasó en la época de la Conquista. Don Hernán Cortés no se portó tan hojaldra, al contrario, salpicó a sus hombres a la caída de la gran Tenochtitlán.

El conquistador, que ideó el modo de escapar del Palacio de Axayácatl, en la llamada Noche Triste, al caer la ciudad azteca, fue premiado con un solar o terrenos sobre las ruinas del recinto sagrado azteca.

A nuestro hombre le toca el terreno donde ahora se encuentra la calle de Moneda esquina con Lic. Verdad, es decir lo que ahora llamamos el museo del Palacio del Arzobispado.

Pero, como siempre, ese terreno no lo gozó por mucho tiempo porque tuvo que ir a una expedición con don Hernán a Guatemala y allá murió.

Y la de malas para su familia. Pues había firmado un poder al arzobispo fray Juan de Zumárraga, para que lo representara, y cuando los parientes le piden al Zumárraga los bienes, este les dice que cuál, que dónde, que cuándo, y se hace que la virgencita de Guadalupe le habla, y se queda con el terreno y ahí construye la casa del Arzobispado. ¡Zas!

Pero esta casa es vital para la historia de México, y el ser mexicano. Aquí se construye nuestra identidad cultural.

Resulta que la leyenda y el Nican Mopohua, el texto en náhuatl que narra las apariciones de la virgen de Guadalupe, no dicen que Juan Diego, desde el cerro del Tepeyac, llegó a la casa del arzobispo con su tilma y las rosas, y que al extenderla apareció la imagen de la Guadalupana, sí, ahí en lo que es hoy el museo del Palacio del Arzobispado.

En el amanecer del movimiento de Independencia, Francisco Primo de Verdad  fue encarcelado por andar pidiendo que el poder residiera en la soberanía del pueblo; era el Síndico del Ayuntamiento de la Ciudad de México.

Su prisión es el Palacio del Arzobispado, y resulta que, el 4 de octubre de 1808, lo encuentran ahorcado en su celda. La voz oficial dijo que se suicidó, y la voz popular, que lo envenenaron; por eso, la cerrada que da al Templo Mayor se llama “Lic. Verdad”. ¿Cómo la ‘béisbol’ todo lo que ha pasado en esa casona? ¡Ay, ojitos, pajaritos!...


banner
¡Ay, ojitos pajaritos!
Armando Ramírez
Periodista, originario de Tepito, y Novelista, autor entre otras obras de Chin Chin El Teporocho, Quincea�era, Noche de Califas, Pantaletas. Cronista en el programa "Matutino Express" de Foro TV. Ha colaborado en programas de televisi�n con Ricardo Rocha, Brozo, Carlos Loret de Mola y en programas de radio, con Gloria Calzada, Lalo Salazar, y como conductor en "La Hora del Vecino, en XEW.
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx