Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simibanda mix
Siminforma
     
mun  Columnas  

Centenario del Tit�nic

 

A un siglo de distancia de la tragedia del "Insumergible", �el Tit�nic se niega a naufragar! Su historia qued� para la posteridad a partir de chocar con un iceberg y hundirse en el oc�ano Atl�ntico, la noche del 15 de abril de 1912. Siete d�cadas despu�s, el ocean�grafo Robert Ballard encontr� los restos del trasatl�ntico en 1985 en el fondo de aquellas heladas aguas, y en 1997 la gran producci�n cinematogr�fica de James Cameron recibi� 14 nominaciones al �scar y gan� once, empatando el r�cord de la famosa cinta Ben Hur.

La noche del 15 de abril de 1912, el buque m�s grande y lujoso jam�s construido fue a dar al fondo del Atl�ntico. La tragedia se convirti� en una especie de premonici�n aciaga acerca del fin del orden mundial imperante, del colapso de la hegemon�a europea y ofreci� una visi�n de pesadilla del lado oscuro de la tecnolog�a.

El desastre del Tit�nic fue una batalla que cambi� el curso de la historia, una parte fundamental de la mitolog�a de la modernidad, una actualizaci�n del mito de �caro que ha sido matizada con gran variedad de an�cdotas de singular ego�smo y cobard�a, as� como valor y entereza.

Fue el 10 de abril de 1912 cuando zarp� ese gran orgullo de la constructora White Star Line. La primera clase llevaba alrededor de 735 pasajeros, que gozaban de un lujo incomparable, como el caf� Verandah, que contaba con vajillas de porcelana y cubiertos de plata. Ten�a tambi�n el sal�n principal, salas de lectura, gimnasio con instructor, ba�o turco, alberca y peluquer�a.

Todo ese lujo hac�a �nico y excepcional su viaje de Southampton, Inglaterra, a Nueva York. El viaje costaba 4,500 d�lares. Hab�a 635 pasajeros en segunda clase. Otros 1,024 pasajeros compraron boletos de tercera clase. Nadie quer�a dar cr�dito a la noticia cuando la noche de aquel 15 de abril el barco choc� contra la punta de un iceberg, provocando posteriormente la muerte de 1,500 personas.

A mediados de los a�os ochenta, hubo un renacimiento del inter�s p�blico por el Tit�nic, cuando el tambi�n ge�logo submarino Robert Ballard dio con los restos de la famosa embarcaci�n y revivi� su leyenda.

Ahora bien, �por qu� todos los desastres mar�timos, por recientes que sean o famosos como el del Andrea Doria, el Lusitania o el Estonia, siguen quedando opacados ante la simple alusi�n del Tit�nic? En fin, el mar es un monstruo de respeto que no tolera tumbas.

 

  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
Breviario Cultural
Alfredo Camacho
 
* Periodista con experiencia de más de 25 años. Dos veces Premio Nacional de Periodismo. Su especialidad es el campo cultural.
 
© Copyright 2018 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx