Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

Casa de las Gallas, bien gallas

 

En el centro de la Ciudad de México, hay una vieja calle llamada “Mesones”, nombrada así porque tenía muchos mesones, especie de hoteles baratos. Por el precio de una noche, el huésped recibía petate, ladrillo y corral. El petate era para acostarse, el ladrillo como almohada y el corral para encerrar a sus animalitos, ya que los indígenas pernoctaban aquí para venderlos en la ciudad.

Esta calle, en el tramo que hace esquina con Cruces, en la época de la Nueva España, se llamaba de las “Gallas”, por estar ahí  la casa que, por cédula real, se autorizaba  para que se ejerciera la profesión de galla. Se les llamaba “gallas”, en esa época, a las chicas del tacón dorado.

Ahora, esa vieja casa es un mundo maravilloso; fue vecindad, pero ha sido remodelada y la ocupa un restaurante: el Al-Andalús, de comida árabe, donde se pueden ver mexicanos de origen árabes o judío, compartir el pan y la sal en santa paz.

Pero también en los bajos hay una vulcanizadora, la última que queda en el centro, su propietario es un hombre de 81 años de edad, y tiene la fortaleza de un joven, y un gran amor por su oficio, que no tenía cuando llegó de Tlaxcala a la ciudad. Quería ser panadero, pero la vida le dio el oficio de reparador de llantas ponchadas, como gusta decir, oficio que le dio sustento para que sus hijos sean profesionistas.

Y atrás, en este terreno, está la fonda de don Chon, donde se pueden comer gusanos de maguey, ahuautle o escamoles, reminiscencias de la dieta prehispánica, tan saludable.

A la vuelta, en esta misma casa, sobre la calle de Cruces, está una fonda de comida del mar, y está adornada con grandes reproducciones de un gran pintor, José Gómez Rosas, quien por andarse peleando con Siqueiros, Rivera y Orozco, lo ningunearon, y él, en venganza, pintaba telones satirizándolos, pero ahora es reconocido por pintar suripantas y ficheras del Salón México. Y, miren, sus días finales los pasó en los cuartos de la casa de las Gallas.

Digo, cómo en tan poco espacio, hay tanta historia y cultura, igual que en muchas otras viejas casonas de nuestras ciudades… ¡Ay, ojitos pajaritos!...

  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
¡Ay, ojitos pajaritos!
Armando Ramírez
Periodista, originario de Tepito, y Novelista, autor entre otras obras de Chin Chin El Teporocho, Quincea�era, Noche de Califas, Pantaletas. Cronista en el programa "Matutino Express" de Foro TV. Ha colaborado en programas de televisi�n con Ricardo Rocha, Brozo, Carlos Loret de Mola y en programas de radio, con Gloria Calzada, Lalo Salazar, y como conductor en "La Hora del Vecino, en XEW.
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx