Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
Armando Ramirez  Columnas  

El Caballito

Uno de los lugares más bonitos del centro de la Ciudad de México es la plaza Manuel Tolsá, un homenaje al arquitecto y escultor valenciano, quien llegó a nuestra nación a finales del siglo XVIII. Cuando desembarcó en Veracruz se enamoró de una jarocha, a tal grado que se dijo “de aquí soy”, y se quedó con ella, para después trasladarse a la capital del país. Esto fue bueno para la ciudad.

Una de sus obras cumbres es la escultura del Caballito que, en realidad, está dedicada al rey Carlos IV, y que primero fue instalada en la plaza Mayor o Zócalo. Considerada una obra maestra, el día de su inauguración asistieron el barón de Humboldt y su amante, la Güera Rodríguez, quien al escuchar a la gente hablar de la perfección de la obra, exclamó: “Está imperfecta”, y con su mirada señaló los testículos del equino. “Están iguales y eso no es posible, siempre uno es más grande que el otro”, observó.

Los periodistas fueron a preguntarle a Humboldt y este contestó: “Háganle caso a la señora; de esas cosas, sabe mucho”.

Y así se fue tejiendo la leyenda del Caballito. Al proclamarse la Independencia de México, en 1821, las autoridades la escondieron por temor a que la gente la destruyera por tanto fervor patrio.

El rey Carlos IV fue un mandilón, dejó que su mujer gobernara y entregó la corona española a Napoleón, lo que propició que en la Nueva España se rebelaran y ello llevó a la guerra de nuestra Independencia.

El Caballito fue ocultado en el patio de la Universidad Pontificia y, años después, fue trasladado a la glorieta que forman el Paseo de la Reforma, la calle de Rosales, avenida Juárez y Bucareli.

En tiempos de José López Portillo la colocaron en la calle de Tacuba, frente a lo que fue el edificio de Comunicación y Obra Pública, hoy Museo Nacional de Arte (Munal), frente al palacio de Minería y a un costado del palacio de Correos.

Les quedó hermosa la plaza de Manuel Tolsá o del Caballito.

Ahora, si observan el pedestal del caballo, está muy alto, no podemos ver sus patas; la trasera derecha está pisando un carcaj, bolsa donde los guerreros aztecas guardaban sus flechas. Un hecho de humillación para los mexicanos. Entonces, tan solo admiramos la perfección de la escultura. Digo..., cosas de la ciudad.


Columinsta
¡Ay, ojitos pajaritos!
Armando Ramírez
Periodista, originario de Tepito, y Novelista, autor entre otras obras de Chin Chin El Teporocho, Quincea�era, Noche de Califas, Pantaletas. Cronista en el programa "Matutino Express" de Foro TV. Ha colaborado en programas de televisi�n con Ricardo Rocha, Brozo, Carlos Loret de Mola y en programas de radio, con Gloria Calzada, Lalo Salazar, y como conductor en "La Hora del Vecino, en XEW.
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx