Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

19 de septiembre de 1985

 

Fue un despertar con miedo, el movimiento se sentía y deduje: “Está fuertecito”. Quise caminar y mis pies no podían avanzar, era como si estuvieran pegados al piso. La estructura de la casa tronaba, la pesada construcción brincaba. “¿Y mi hija recién nacida?” Trato de avanzar y  lo logró. Me arrojo sobre su cuna, la tomo en mis brazos y de nuevo me lanzo a la cama, para estar juntos los tres.

Nunca había experimentado esa sensación, la televisión había dejado de funcionar, la imagen que retenía era la de Lourdes Guerrero y las lámparas de la parrilla que se sacudían, en el programa de Memo Ochoa, del canal 2.

Luego, un silencio en movimiento. En nuestra recámara teníamos un balcón, como cualquier construcción antigua del Centro. Vimos pasar una enorme bola de polvo, fueron largos segundos, no dejaba ver nada, el cielo callado, paró el movimiento, me asomé por el balcón, miré hacia Tlatelolco, estábamos a una calle y media del Paseo de la Reforma, no vi el edificio Nuevo León, donde vivía el hermano de mi esposa.

Ella también se asomó, con la niña en sus brazos. Me miró y bajé corriendo para ir al Paseo de la Reforma.

Llegué y vi una enorme montaña de escombros, bloques arrojados sobre la avenida y polvo, mucho polvo, de esa nube apareció un hombre en pijama, con su bebé en brazos. Me preguntó: “¿Dónde estoy?” Contesto: “En el Paseo de la Reforma”. Él me mira y exclama: “Estaba debajo de la mesa”… No tiene heridas solo está blanqueado como polvorón.

Poco después llegó un auto en reversa, bajó mi cuñado, pálido. Me dijo: “Fui a llevar a mi hija a la escuela y dejé a mis otros hijos en el departamento”.

Vi la montaña de escombros, con la reacción natural de ayudar a quitarlos y buscar a los familiares. De pronto, la desesperación al darme cuenta del enorme peso de los escombros.

Era imposible ayudar con las manos.  Vi la palidez, su dolor. Miré al cielo, es jodido darse cuenta de lo insignificantes que somos ante las fuerzas de la naturaleza.

Poco después, aprecié la grandeza del ser humano, la solidaridad, la generosidad que hizo posible los rescates, para ayudar a los que ya no están, a los que se quedaron y los que sufren las ausencias. Descubrí al ser humano que se da  en la tragedia y se redimensionan los hombres buenos.

  p Comenta la nota com  Imprime


banner
¡Ay, ojitos pajaritos!
Armando Ramírez
Periodista, originario de Tepito, y Novelista, autor entre otras obras de Chin Chin El Teporocho, Quincea�era, Noche de Califas, Pantaletas. Cronista en el programa "Matutino Express" de Foro TV. Ha colaborado en programas de televisi�n con Ricardo Rocha, Brozo, Carlos Loret de Mola y en programas de radio, con Gloria Calzada, Lalo Salazar, y como conductor en "La Hora del Vecino, en XEW.
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx