Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simihits
simibanda mix
Siminforma
     
mun  Columnas  

Sí se puede

 

El choque de trenes que se prevenía entre la caravana por la paz del poeta Javier Sicilia y el gobierno del presidente Felipe Calderón derivó en un reencauzamiento del diálogo político que le faltaba a la estrategia federal de seguridad contra el crimen organizado.

La caravana de Sicilia había abierto un expediente bastante delicado: las víctimas civiles de los enfrentamientos entre delincuentes y fuerzas de seguridad. Algunas voces estaban hablando ya de ejecuciones extrajudiciales y otras de verdaderos escuadrones de la muerte, las dos con propósitos específicos de lastimar a la población civil.

La presentación de los expedientes al Presidente y a las autoridades judiciales encontró una salida institucional: una comisión especial para revisar caso por caso. Porque de acuerdo con informaciones no oficiales, algunos de los casos nada tienen que ver con efectos colaterales, sino que algunos son deserciones del ejército y otras pugnas entre grupos políticos. El Presidente dejó claro que se castigaría el abuso de la autoridad.

Lo que le faltó al diálogo fue un posicionamiento claro del movimiento de Sicilia contra los cárteles de la droga y las bandas del crimen organizado. Muchos ciudadanos estaban esperando que, a la par de la exigencia de Sicilia de que el gobierno termine con su estrategia de seguridad, también exigiera a los capos del crimen organizado su entrega a las autoridades y el fin de sus actividades criminales.

La estrategia de seguridad necesitaba encontrar un punto de interés mutuo entre las fuerzas de seguridad y las organizaciones civiles contrarias a la estrategia de lucha contra las bandas criminales. Había un punto de partida común: el propio Sicilia ha llegado a reconocer que en algunas plazas la única autoridad existente es el ejército y que, por ello, no se podía exigir el regreso inmediato de las tropas a sus cuarteles.

Y, finalmente, también quedó claro una parte fundamental del problema: la poca responsabilidad de gobernadores y presidentes municipales con el tema de la seguridad, toda vez que alrededor de 90% de los delitos de la violencia son de fuero común y que las bandas criminales se asentaron en espacios territoriales locales con la complicidad del poder estatal o municipal o por su apatía.

Pero por algo se empieza. Y ya Sicilia abrió un canal de comunicación política del tamaño de la autoridad presidencial para darle a la estrategia contra la inseguridad la base social que le faltaba.

 


  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
Expedientes del Poder
Carlos Ramírez
 
* Periodista, columnista y escritor político. Ha publicado una decena de libros sobre la realidad política del país.
 
© Copyright 2016 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 5 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx