Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma

     
mun Columnas  

Mariguana: derecho o salud

 

El debate sobre la legalización de la mariguana en México podría ilustrarse con un juego de palabras: tapar un hoyo para abrir otro. En todo caso, es una buena oportunidad para revisar la estrategia de seguridad y las políticas de salud pública.

Las drogas ilegales han prohijado sus mafias. En los años veinte, la prohibición de venta de alcohol en zonas del este de los Estados Unidos creó una estructura de bandas criminales. Pero al final, las bandas no crecieron por la prohibición ni el contrabando, sino por un problema mayor: la corrupción de policías, alcaldes y gobernadores.

Las drogas son un problema de salud pública, ciertamente, pero requieren de prohibiciones mayores para reducir su consumo; la legalización suele conducir a un aumento en el consumo. Y de todos modos las bandas criminales van a existir porque en México la criminalidad del narco no es por la mariguana, sino por la coca, la heroína y, sobre todo, las metanfetaminas.

El consumo crece porque no se aplica la ley, pero también por otro problema correlativo: la educación. Hasta ahora en México, sobre todo desde que estalló la crisis de seguridad en el 2007, no ha existido alguna campaña como aquella muy vistosa y directa de “Di no a las drogas”. Tampoco hay programas educativos que alerten del daño en el consumo de drogas.

Por ello, la drogadicción tiene que atenderse como un problema social, educativo y de convivencia, no nada más de consumo y de daño en la salud. Es decir, que falta una estrategia social que acompañe a la estrategia de seguridad. Y atender más a las escuelas; aplicar mejor la ley; castigar con mayor energía a los traficantes y, sobre todo, a las autoridades que se han asociado con los narcos para envenenar a los mexicanos.

Las drogas, por el daño que causan, están lejos de ser un asunto de derechos, como en los Estados Unidos; ahí los estadounidenses tienen el derecho a envenenarse; pero en un Estado social como el mexicano, la autoridad tiene la obligación de cuidar la salud de los habitantes, y más cuando el grado de concientización aquí es mucho menor.

El país debe rechazar debates absurdos. Necesitamos un país más sano, con autoridades que cuiden la salud, no que la envenenen.

  p Comenta la nota com  Imprime


banner
Expedientes del Poder
Carlos Ramírez
 
* Periodista, columnista y escritor político. Ha publicado una decena de libros sobre la realidad política del país.
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx