Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma

     
mun Columnas  

Lo que se pueda

 

A pesar de la profundidad y alcance de las reformas constitucionales de finales de 2013, y de las leyes secundarias en educación y telecomunicaciones, y de las que vienen en energía, el saldo debe medirse en cuanto su aplicación. Y ahí el país enfrentará leyes promulgadas pero no puestas a funcionar.

El caso de lo ocurrido en educación es palpable: la reforma constitucional dotó al gobierno de instancias para recuperar la rectoría del Estado en esa materia, pero la Secretaría de Educación Pública no las ha podido implementar con eficacia por la capacidad de resistencia violenta de la disidencia magisterial.

Las reformas detectaron y avanzaron en la posibilidad de abrir los cuellos de botella que han limitado el desarrollo nacional. Aquí hemos escrito varias veces que el actual modelo de desarrollo apenas alcanza para llegar a tasas abajo del 3 % promedio anual, y que la necesidad del desempleo y el subempleo exigen tasas de 7 % al año. Con las reformas el promedio de crecimiento sería debajo de 5 % promedio anual.

Es decir, las reformas no alcanzan para responder a la necesidad del desarrollo. Ayudan, ciertamente, pero están lejos de resolver un problema. Otra cosa sería si el gobierno utilizara las reformas como una catapulta para ir más allá en resultados. Sin embargo, la fuerza político-electoral del PRI fue insuficiente y su alianza con el PAN lo obligó a bajar metas.
El problema es de método político. Las reformas debieron de ser consecuencia de tres cosas: acuerdos con la oposición, redefinición del modelo de desarrollo y compromiso formal con el sector privado para multiplicar las inversiones. Las reformas salieron pero con limitaciones que le disminuirán efectividad.

Tuvieron que ver con la transición, pero esta se logró en julio del 2000, cuando se dio la alternancia sin violencia ni rupturas; el paso siguiente debió haber sido el de la instauración de una nueva democracia. Pero el PAN no quiso, el PRD buscó la restauración del populismo cardenista y el PRI, más bien, se organizó para recuperar el poder.

Si el proceso legislativo se agotó, el gobierno priista debe replantear su modelo de desarrollo y aplicar las reformas para romper el tope de crecimiento económico.

  p Comenta la nota com  Imprime


banner
Expedientes del Poder
Carlos Ramírez
 
* Periodista, columnista y escritor político. Ha publicado una decena de libros sobre la realidad política del país.
 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx