Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simihits
simibanda mix
Siminforma
     
mun  Columnas  

La economía y el lobo

 

La nueva fase de la crisis económica no debe caernos de sorpresa. Ya se veía venir desde la crisis del 2008, que no se resolvió. Pero el problema ahora no es saber que los efectos serán menores por las reservas acumuladas o el equilibrio macroeconómico, sino tener la certeza de que las crisis en México han sido recurrentes desde 1970.

Éstas tienen que ver con el desarrollo, no con las devaluaciones, las caídas de la Bolsa o la inflación estallada. El problema reside en el hecho de que el modelo de desarrollo vigente es insuficiente para atender la demanda de bienestar, entendido éste como salario remunerador, empleo en el sector formal y acceso a un nivel de vida digno y aceptable.

El actual modelo de desarrollo sólo sirve para crecer máximo a 4% de PIB anual, porque más allá el crecimiento se vuelve explosivo y genera inflación, devaluación y sobrecalentamiento. Sólo para atender el millón de nuevos mexicanos que cada año se suman, por primera vez, al mercado de trabajo, la economía debiera crecer a 8% anual promedio.

Las cuentas no son difíciles de hacer: el actual modelo de desarrollo sólo crece para atender, si acaso, a la mitad de la población. Las restricciones tienen que ver con el hecho de que la inversión determinante es la pública y no hay dinero y que el crecimiento alto exige infraestructura de la que hoy México carece.

De la crisis de 1982 que muchos mexicanos recuerdan, el promedio anual del PIB, de entonces a la fecha, ha sido de 2.8%, incapaz de atender el empleo necesario. El empleo requiere inversiones, las inversiones exigen recuperaciones y estímulos y la política de desarrollo del Estado, la verdad, es que no sabe lo que quiere. Todos dicen que el bajo crecimiento y el poco empleo es correlativo al aumento de la inseguridad y la delincuencia, pero en el Congreso siguen deteniéndose las reformas estructurales que liberen la economía y generen los estímulos que necesitan los inversionistas.

La larga crisis 1973-2011 ha dejado la certeza de que el Estado carece de recursos para invertir, pero las fuerzas políticas se niegan a liberar áreas a la inversión privada y el Estado tampoco estimula los sectores industriales que generan riqueza y crecimiento. Por ello, México se encuentra sumido en un círculo vicioso del cual todos se quejan pero del que nadie parece querer salir.

México aún no sale de la crisis de 2008 y ya se avecina una recesión internacional que deprimirá más las expectativas. Pero las fuerzas productivas y políticas no quieren discutir el problema central de la economía: el modelo de desarrollo. Y mientras no exista otro modelo de desarrollo, a México no le queda más que ponerse a rezar.

 


  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
Expedientes del Poder
Carlos Ramírez
 
* Periodista, columnista y escritor político. Ha publicado una decena de libros sobre la realidad política del país.
 
© Copyright 2016 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 5 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx