Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simihits
simibanda mix
Siminforma
     
mun  Columnas  

La crisis sigue tan campante

 

Luego de haber bañado al gobierno de Calderón con críticas por su ortodoxia ante la crisis, las bancadas del PRI y de PRD decidieron políticas fiscal y de gasto tradicionalistas.

De nueva cuenta el país pareció haber dejado pasar la oportunidad de aprovechar los tropiezos para redefinir su modelo de desarrollo.

Con la política presupuestal el país difícilmente podrá alcanzar la meta oficial de 3.5% de PIB en el 2010. Y lo peor es que esa cifra será insuficiente siquiera para salir del hoyo recesivo de 2009. Es decir, que si se cumple la meta optimista del gobierno, en realidad la economía estaría recuperando apenas un tercio de lo perdido.

El hoyo recesivo de 2009 fue de -10.3%: el 3.3% señalado como meta en octubre de 2008 para todo 2009 y el saldo final de -7% de este año que termina. Y si las metas anuales de PIB no van más allá de 3%, entonces el país tendrá que cargar con el fardo de lo perdido en el 2009.

Ahí se localizaba el verdadero desafío del país. Salir del hoyo y buscar una tasa anual de crecimiento económico superior al promedio de 3%. Pero en lugar de estimular la actividad económica, el fisco cargó la mano sobre los consumidores y los inversionistas y el gasto aprobado simplemente ayudará a programas electorales de gobernadores.

El más interesado en buscar nuevos ritmos de crecimiento económico era el gobierno del presidente Calderón. Su compromiso de empleos se vio frustrado por la crisis importada de los EU y acreditada la globalización comercial. Sin embargo, las propuestas de ingreso y gasto de la Secretaría de Hacienda para 2009 en ningún modo contribuían no sólo a reactivar la economía o a aumentar los empleos.

Los meses que vienen serán de pesimismo social. La única posibilidad que había en el corto plazo era un debate fiscal y de gasto más audaz en las dos cámaras del congreso. Sin embargo, sus decisiones fueron ortodoxas: aumento de impuestos y gasto que no será detonador del crecimiento económico.

De ahí que las expectativas para el 2010 sean una continuación del estancamiento productivo del 2009.

Lo malo de todo es que el 2011 será un año de calentamiento electoral y el 2012 de elección presidencial. Y no posibilitarán políticas económicas impulsoras del PIB. Lo único que queda es que la sociedad ponga un debate público sobre la urgencia del crecimiento económico como prioridad y la crítica a las políticas ortodoxas que mantienen controles políticos partidistas pero no responden a las demandas de los mexicanos.

 


  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
Expedientes del Poder
Carlos Ramírez
 
* Periodista, columnista y escritor político. Ha publicado una decena de libros sobre la realidad política del país.
 
© Copyright 2016 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 5 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx