Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simihits
simibanda mix
Siminforma
     
mun  Columnas  

Delincuencia: ¿y la sociedad?

 

Cuando la crisis de inseguridad se salió de control en Ciudad Juárez y en varias ciudades de Tamaulipas, la principal pregunta quiso saber el papel de la sociedad más allá de las críticas. La respuesta fue sorprendente: los ciudadanos preferían, decían algunos correos electrónicos, convivir con el crimen organizado que aceptar la presencia de la autoridad.

Las razones eran diversas, aunque al final difícilmente podrían considerarse estrictamente razones: los delincuentes creaban presencia social, en tanto que policía y ejército rompían la estabilidad en la persecución de delincuentes y provocaban reacciones violentas de las mafias. Por tanto, el statu quo era preferible, aún cuando el crimen organizado provocaba de modo natural un aumento en el consumo de droga y las adicciones.

De ahí que a la estrategia gubernamental de lucha contra el crimen organizado le falte una presencia realmente social. No sólo llegar a una plaza, instalarse y comenzar a aplicar estrictas medidas de seguridad que afectan a los ciudadanos. Es necesario no sólo un mayor acercamiento, sino una mejor forma de explicar la crisis de seguridad. Al final de cuentas, el asentamiento del crimen organizado en esas plazas debió de haber tenido la complacencia de sociedad y autoridades municipales y estatales.

La escalada de violencia criminal exige, ahora más que nunca, una vinculación de intereses de la sociedad con la autoridad. Los más felices con las quejas ciudadanas contra presuntos abusos de la autoridad son, obviamente, los propios delincuentes. Porque resulta extraño, para decir lo menos, que haya más movilización contra la autoridad que contra las bandas que han sembrado de sangre y odio las plazas de ciudades del norte de la república.

El reciente aumento en la violencia implica una decisión estratégica del crimen organizado: asesinatos de jóvenes, ataques contra patrullas militares, asesinato del candidato del PRI al gobierno de Tamaulipas, el coche-bomba en Ciudad Juárez y la masacre en una fiesta en Torreón, Coahuila, son problemas menores sino mensajes de las mafias de que no se intimidan ante el Estado. Por tanto, ahora más que nunca se requiere de un acuerdo social que lleve a las autoridades a ser más cuidadosas con los derechos humanos pero también que permita que la sociedad apoye decididamente la labor de la autoridad.

Sin un apoyo social, la labor de las autoridades policiacas y militares no podrá derrotar al crimen organizado. Pero sin la presencia decidida de policías y militares las plazas estarán dominadas por la delincuencia. Así de simple.


  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
Expedientes del Poder
Carlos Ramírez
 
* Periodista, columnista y escritor político. Ha publicado una decena de libros sobre la realidad política del país.
 
© Copyright 2016 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 5 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx