Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
Siminforma
     
mun  Columnas  

�Una Navidad sin Dios�


 

El pequeño Sergio nunca había gozado la Navidad. Desde sus más tiernos años había ayudado a arreglar el árbol, despedazado con tino muchas piñatas, consumido sabrosos alimentos en la cena del día 24 y recibido todo tipo de regalos, pero nunca había sentido una alegría especial.

Lamentablemente, sus padres sobrevaloraban y centraban su atención en las cosas materiales. Para ellos, la Navidad solo eran regalos, adornos y una cena con alimentos especiales.

Las cosas cambiaron cuando, pocas horas antes de la Nochebuena, el pequeño acompañó a su papá a comprar los últimos detalles para la cena y, afuera del supermercado, vio a un grupo de indigentes que, en medio del frío y, en torno a una fogata, estaban arrodillados.

Al niño le causó admiración la escena y le preguntó a su papá si podían acercarse. Él le dijo que debían hacerlo con cuidado y discreción. Mientras se acercaban, Sergio escuchó que cantaban un villancico y que oraban dando gracias a Dios.

Un poco más cerca, descubrió que en el centro habían puesto una imagen del Niño Dios que tenía rotos sus dedos y parte de la nariz. Uno de los indigentes vio la cara de admiración del niño y le explicó: “Lo encontramos en el basurero y, aunque está roto, es para nosotros un regalo muy especial. Nos recuerda que Dios se hizo hombre en medio de la pobreza para acompañar a todos, pero especialmente a los pobres, a quienes no tenemos nada”.

Y luego subrayó: “Para nosotros, él es todo, y lo único que tenemos, nuestra razón de vivir y tratar de ayudarnos”. Otro de los indigentes le dijo: “Lamentablemente, así como a esta imagen, muchos sacan a Dios de su vida y lo tiran a la basura. Por eso viven en egoísmo y tristeza. Pero nosotros celebramos su nacimiento”. Dicho esto, le ofreció a los visitantes una de las papas hervidas que eran el único elemento de la cena grupal. Sergio y su padre agradecieron y se disculparon por no poder quedarse. Los dos habían sentido una llamada de atención al corazón.

Al llegar a casa, el niño le dijo a su madre: “Mamá, Dios es lo más importante de la Navidad, y nosotros lo hemos excluido de ella”. Después de que reflexionaron juntos, la familia regresó con los indigentes y compartió con ellos los regalos y la cena lujosa que había preparado. Aquella noche, Sergio vivió, por primera vez, una feliz Navidad.


banner
Pildoritas del padre José
Padre José de Jesús Aguilar
 

 
© Copyright 2019 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx