Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simibanda mix
Siminforma
     
mun  Columnas  

Dinamitan el Cristo del Cubilete


 

A las cuatro de la tarde, desde una avioneta, y bajo las �rdenes del general Joaqu�n Amaro, fue destruido el monumento a Cristo Rey en la monta�a del Cubilete. Esa fue la noticia que sacudi� al mundo cat�lico el 30 de enero de 1928. En aquel momento el pa�s viv�a un gran contraste: un gran fervor religioso y una persecuci�n religiosa de las autoridades.

El primer monumento a Cristo Rey

Pocos saben que M�xico fue el primer pa�s que se consagr� a Cristo Rey y que su ejemplo sirvi� al Papa P�o XI para declarar mundialmente la fiesta en ese honor. Todo se inici� en 1914, cuando los obispos del pa�s hicieron la promesa de consagrar al pueblo de M�xico como servidor de Cristo Rey.

En aquel tiempo, exist�a la devoci�n al Sagrado Coraz�n de Jes�s, pero ning�n pueblo hab�a proclamado a Cristo como rey. Con este deseo, se eligi� un lugar en el centro del pa�s para erigir un monumento. El sitio se encontr� en la Sierra de Guanajuato, a 2,661 metros sobre el nivel del mar. El terreno fue donado por una familia sinaloense, de apellido Mac�as.

El primer monumento se construy� por gente humilde de Silao bajo el cuidado del obispo de Le�n, Emeterio Valverde T�llez. Tuvo una altura de 9 metros, cost� 5 mil pesos, y su construcci�n dur� s�lo 4 semanas, del 12 de marzo al 9 de abril de 1920. En noviembre de ese mismo a�o, debido a las m�ltiples peregrinaciones que ah� acud�an, se decidi� cambiar de lugar el monumento para dejar sitio a uno de mayores dimensiones. Aquella primera estatua se baj� a una explanada donde actualmente se encuentra la llamada "Ermita Expiatoria".

Problemas para el nuevo monumento

En 1923, las autoridades demostraron su oposici�n a la nueva construcci�n. El 11 de enero, ante 80, 000 peregrinos, el representante del Papa en M�xico, Ernesto E. Filippi coloc� la primera piedra y, por esa raz�n, fue expulsado del pa�s.

Despu�s de muchos intentos de los obispos, el 30 de agosto, el gobierno de �lvaro Obreg�n prohibi� definitivamente su construcci�n. Sin embargo, el ejemplo de M�xico hizo que el Papa, en 1925, proclamara mundialmente la festividad de Cristo Rey. Cinco a�os despu�s, el conflicto religioso se acrecent� ocasionando la destrucci�n del primer monumento con dinamita. Con sus restos se construy� en el lugar una ermita expiatoria. El actual monumento fue dise�ado, en 1942, por el arquitecto Nicol�s Mariscal y Pi�a. Fue autorizado por el entonces presidente, Gral. Manuel �vila Camacho, por mediaci�n del arzobispo de Guadalajara, Jos� Garibi Rivera.

La primera piedra se coloc� el 11 de diciembre de 1944. La escultura, en bronce, y el altar fueron realizados por el regiomontano Fidias Elizondo. El Cristo mide 20 metros de altura, pesa 80 toneladas y se encuentra sobre una semiesfera que simboliza al mundo. Abre amorosamente sus brazos y muestra, en sus manos y pies, las huellas de su pasi�n. Dos angelitos le ofrecen dos coronas: la del martirio y la de la gloria. En el interior del santuario, una corona real y otra de espinas coronan el altar. Cinco a�os despu�s del Cubilete, se construy� el de R�o de Janeiro, de cemento armado. La fiesta de Cristo Rey se celebra en noviembre, cinco domingos antes de la Navidad.

 

  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
Pildoritas del padre José
Padre José de Jesús Aguilar
 

 
© Copyright 2018 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 6 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx