Himno Nacional Mexicano síguenos
Síguenos youtube twitter Facebook instagram
simihits
simibanda mix
Siminforma
     
mun  Columnas  

Dinamitan el Cristo del Cubilete


 

A las cuatro de la tarde, desde una avioneta, y bajo las órdenes del general Joaquín Amaro, fue destruido el monumento a Cristo Rey en la montaña del Cubilete. Esa fue la noticia que sacudió al mundo católico el 30 de enero de 1928. En aquel momento el país vivía un gran contraste: un gran fervor religioso y una persecución religiosa de las autoridades.

El primer monumento a Cristo Rey

Pocos saben que México fue el primer país que se consagró a Cristo Rey y que su ejemplo sirvió al Papa Pío XI para declarar mundialmente la fiesta en ese honor. Todo se inició en 1914, cuando los obispos del país hicieron la promesa de consagrar al pueblo de México como servidor de Cristo Rey.

En aquel tiempo, existía la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, pero ningún pueblo había proclamado a Cristo como rey. Con este deseo, se eligió un lugar en el centro del país para erigir un monumento. El sitio se encontró en la Sierra de Guanajuato, a 2,661 metros sobre el nivel del mar. El terreno fue donado por una familia sinaloense, de apellido Macías.

El primer monumento se construyó por gente humilde de Silao bajo el cuidado del obispo de León, Emeterio Valverde Téllez. Tuvo una altura de 9 metros, costó 5 mil pesos, y su construcción duró sólo 4 semanas, del 12 de marzo al 9 de abril de 1920. En noviembre de ese mismo año, debido a las múltiples peregrinaciones que ahí acudían, se decidió cambiar de lugar el monumento para dejar sitio a uno de mayores dimensiones. Aquella primera estatua se bajó a una explanada donde actualmente se encuentra la llamada "Ermita Expiatoria".

Problemas para el nuevo monumento

En 1923, las autoridades demostraron su oposición a la nueva construcción. El 11 de enero, ante 80, 000 peregrinos, el representante del Papa en México, Ernesto E. Filippi colocó la primera piedra y, por esa razón, fue expulsado del país.

Después de muchos intentos de los obispos, el 30 de agosto, el gobierno de Álvaro Obregón prohibió definitivamente su construcción. Sin embargo, el ejemplo de México hizo que el Papa, en 1925, proclamara mundialmente la festividad de Cristo Rey. Cinco años después, el conflicto religioso se acrecentó ocasionando la destrucción del primer monumento con dinamita. Con sus restos se construyó en el lugar una ermita expiatoria. El actual monumento fue diseñado, en 1942, por el arquitecto Nicolás Mariscal y Piña. Fue autorizado por el entonces presidente, Gral. Manuel Ávila Camacho, por mediación del arzobispo de Guadalajara, José Garibi Rivera.

La primera piedra se colocó el 11 de diciembre de 1944. La escultura, en bronce, y el altar fueron realizados por el regiomontano Fidias Elizondo. El Cristo mide 20 metros de altura, pesa 80 toneladas y se encuentra sobre una semiesfera que simboliza al mundo. Abre amorosamente sus brazos y muestra, en sus manos y pies, las huellas de su pasión. Dos angelitos le ofrecen dos coronas: la del martirio y la de la gloria. En el interior del santuario, una corona real y otra de espinas coronan el altar. Cinco años después del Cubilete, se construyó el de Río de Janeiro, de cemento armado. La fiesta de Cristo Rey se celebra en noviembre, cinco domingos antes de la Navidad.

 

  p Comenta la nota com  Imprime

 


banner
Pildoritas del padre José
Padre José de Jesús Aguilar
 

 
© Copyright 2016 D.R. Farmacias de Similares S.A. de C.V. | Aviso de privacidad
 
Siminforma es un periódico catorcenal con un tiraje de 500 mil ejemplares, que se distribuye de manera gratuita en las poco más de 5 mil Farmacias Similares de México y en las farmacias del Dr. Simi de Chile.
   
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna01.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna03.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna05.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna-07.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna09.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna02.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna04.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna06.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna08.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/editorial.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna11.aspx
  • http://www.siminforma.com.mx/columnas/columna12.aspx